Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Finanzas & Negocios jueves 07 de enero 2016

Un nuevo desplome de la Bolsa de China golpeó a los mercados del mundo

El índice Shanghái restó más de un 7% y suspendieron las operaciones por segunda jornada. El barril de petróleo volvió a caer a su mínimo en 12 años

jueves 07 de enero 201610:50
Crédito: AP
La primera semana de 2016 generó una turbulencia en el mundo financiero, en el peor comienzo de año desde la crisis de 1930. La Bolsa china se desplomó por segunda jornada en lo que va del año, y por este motivo, las operaciones en este mercado asiático se suspendieron otra vez. Las plazas de Shanghái y Shenzhen abrieron por sólo media hora y tuvieron que cerrar inmediatamente, ya que la caída superó el 7 por ciento.

"Muchos inversores extranjeros querían creer que la lección que el gobierno aprendió es que la intervención no funciona. La medida de hoy confirma lo contrario: que el Gobierno simplemente cree que la intervención anterior no fue lo suficientemente fuerte, y seguirá interviniendo cómo y cuándo lo necesite", dijo Oliver Barron, del banco de inversión NSBO, según la agencia Reuters.

Wall Street siguió con fuertes pérdidas y el Dow Jones, su principal índice, cayó 2,3%, a 16.514 puntos, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 2,4% hasta los 1.943 enteros y el índice compuesto del mercado Nasdaq cayó un 3% hasta 4.689 puntos.

En el Viejo Continente, las grandes plazas financieras europeas cerraron la sesión con fuertes pérdidas que en Fráncfort fueron del 2,3%, en Londres del 2%, en París del 1,7%, en Madrid del 1,5% y en Milán del 1,1 por ciento.

El ánimo vendedor estuvo instalado en los mercados toda la jornada, especialmente en la última hora de negociaciones tras conocerse versiones que aseguraran que las autoridades chinas planean una nueva devaluación del yuan de entre el 10 y el 15 por ciento.

Los mercados mundiales también siguieron con gran preocupación la evolución del precio del petróleo, que vivió una jornada volátil de fuertes pérdidas aunque en la recta final logró remontar parte del terreno perdido.

El barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, bajó un 2,1% y cerró en Nueva York en USD 33,27, mientras que el crudo Brent, de referencia en Europa, terminó en Londres con un descenso del 1,4% hasta 33,75 dólares.
El índice Dow Jones cayó 5,2% desde que empezó 2016

En Wall Street el sector de materias primas (-3,1%) lideró las pérdidas en Wall Street, por delante del energético (-3%), el tecnológico (-2,9%), el industrial (-2,8%), el financiero (-2,5%) y el sanitario (-2,3%).

El gigante tecnológico Apple encabezó la sangría en el Dow Jones, con una contundente caída del 4,2%, por delante de la aeronáutica Boeing (-4,2%), el grupo industrial General Electric (-4,2%) y el banco JP Morgan Chase (-4%).

También cayeron más de tres puntos porcentuales Intel (-3,8%), Chevron (-3,5%), Microsoft (-3,5%) y Caterpillar (-3,4%) mientras que solo logró salvarse de las pérdidas el grupo minorista Walmart, que terminó con un ascenso del 2,3 por ciento.

En un segundo plano quedaba un dato mejor de lo esperado sobre la evolución del mercado laboral en los EEUU, donde la semana pasada las solicitudes de subsidio de desempleo bajaron en 10.000 y se situaron en 277.000 peticiones. El Departamento de Trabajo norteamericano confirmó que terminaron 2015 en su menor nivel en más de cuatro décadas.

Devaluación y petróleo


Un pronóstico sombrío en torno al crecimiento de la economía del gigante asiático no fue el único factor que influyó en la caída. Una nueva devaluación del yuan captó la preocupación de los inversores, pues cayó a un nivel mínimo en los últimos cinco años. El Banco Central de China bajó la cotización de referencia de la moneda a 6,59 yuanes por dólar.

China devalúa su moneda porque busca que sus exportaciones continúen competitivas. Los productos "made in China" van a presionar más fuerte para entrar en los países del mundo, entre ellos, en la Argentina. Si bien los analistas no esperan una fuerte depreciación diaria como la de agosto de 2015, sí se proyectan mini devaluaciones.

La devaluación del yuan capta la atención de los inversores del mundo

Fernando Camusso, economista y director de Rafaela Capital, aseguró a Infobae que tanto el desplome en China como la caída del petróleo son decisivos en el impacto en los mercados. "Una desaceleración de China impacta en la demanda de commodities en general, de aquí su interrelación. Menor demanda de petróleo de un gran jugador impacta en forma directa en el precio del WTI", especificó.

Si bien había experimentado un leve repunte por la crisis árabe-iraní, finalmente el exceso de oferta ganó la pulseada y sigue siendo el factor más importante. El Commodity Index de Bloomberg, que enumera 22 materias primas, no se queda atrás y cae un 0,7%, y se encamina a su nivel más bajo desde 1999.

La devaluación del yuan capta la atención de los inversores del mundo, y desde el rate hike de la Reserva Federal, Camusso dijo que se centran en si continúa la desaceleración de China y su "posible impacto global", como así también en sí la OPEP mantiene su producción de petróleo "sin reparar en su caída".

Ver más:

,

Comentá