Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política martes 05 de enero 2016

Horacio Rodríguez Larreta: "Imagino un rápido traspaso de la Justicia Penal"

El jefe de Gobierno porteño habló con Infobae luego del traspaso de parte de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad. Advirtió que los cambios "no serán visibles de un día para otro"

martes 05 de enero 201620:47
Crédito:
"Era un viejo anhelo de la Ciudad, en el gobierno anterior con Mauricio lo reclamamos durante ocho años y no tuvimos eco. Ahora se cumple, y estoy convencido de que podemos mejorar la seguridad de la Ciudad. No hay soluciones mágicas, pero sí unificando en una sola fuerza, dándole el equipamiento y la tecnología necesaria, mejorando la distribución a lo largo de toda la Ciudad, con mejores sistemas de información. Yo estoy confiado de que vamos a poder mejorarlo", asegura Horacio Rodríguez Larreta a Infobae, horas después de la firma del convenio del traspaso de parte de la Policía Federal a la ciudad de Buenos Aires, que rubricó en la mañana de ayer en la Casa Rosada junto al presidente Mauricio Macri.


Según el jefe de Gobierno, habrá sesiones extraordinarias en la Legislatura porteña para tramar el convenio dentro de dos semanas. Y va más allá: dice que avanzan en el traspaso de la Justicia Penal a la órbita porteña, una medida que equipararía la autonomía de la Ciudad con la del resto de las provincias. "El traspaso de la Policía Federal lleva a hacer eso lo antes posible", afirma.


–¿Por qué cree que antes no tuvo eco este reclamo del traspaso de la Policía, con el gobierno anterior?

–Es difícil de explicar, creo que por una falsa sensación de autoridad de manejar una policía, qué se yo. Mezclaron la política en el medio, pero ya está, no lo hicieron, ahora nosotros sí lo hacemos. Es un proceso, va a haber una transición. Una cosa es la transferencia, que es lo que está sucediendo ahora, y durante un tiempo van a convivir en la Ciudad la que es hoy la Policía Metropolitana con la Policía Federal que se traspasa, y vamos a generar un proceso de unión, de que sea una sola fuerza.

–El actual superintendente Guillermo Calviño, de la Policía Federal, va a ser el jefe de esta fuerza que pasa a la Ciudad, y Horacio Giménez seguiría siendo el jefe de la Metropolitana. ¿Van a convivir ambos?

–Sí, durante la transición va a haber dos jefes, un jefe de la Metropolitana, que hoy es Horacio Giménez, y un jefe de la parte de la Federal que se transfiere, que es Calviño. Van a convivir, la diferencia es que ahora van a estar ambos bajo una misma conducción política, que es el Gobierno de la Ciudad. Ya eso es un paso adelante. Pero el desafío, el gran cambio viene de la unificación de ambas fuerzas.

–¿Luego de la transición habrá un solo jefe de Policía?

–Un solo jefe. Una de las cosas que hay que coordinar y definir es cuál va a ser el modelo de conducción, por supuesto.

–En todos estos años hubo una discusión entre la Ciudad y el kirchnerismo en cuanto a marchas y piquetes o protestas, por la jurisdicción y el rol de la policía. Ahora usted se queda sin excusa: cualquier cosa que pase en la ciudad de Buenos Aires es responsabilidad suya.

–Yo me quedo con toda la responsabilidad, es un desafío extra, una responsabilidad. Lo tomo como eso. Hay algunos delitos que son federales, como narcotráfico, terrorismo o trata. Y hay algunos temas que en la transición de este año se mantienen en la responsabilidad nacional y después pasan a la Ciudad. Usted mencionó cortes de calles. Eso y espectáculos deportivos durante un año se mantienen en jurisdicción nacional, los va a manejar la Policía Federal. A fin de año, cuando se complete el traspaso de los efectivos que faltan, pasan esa responsabilidad.

–Hay una problemática, que es la diferencia salarial entre una fuerza y otra, y el tema de los adicionales, que para una enorme porción de efectivos de la Federal es un sueldo más. ¿Qué van a hacer con eso? ¿Hay presupuesto?

–Es todo un tema. En términos promedio en la Metropolitana ganan un poquito más, lo que pasa es que hay un problema que es que hay efectivos que hacen muchos adicionales, otros pocos, otros ninguno. Parte importante del desafío para este año es unificar eso: que haya un solo sistema, un solo escalafón. Hoy el escalafón de la Metropolitana es diferente al de la Federal, hay oficiales y suboficiales. Es todo un desafío que ya venimos trabajando y estudiando durante más de un año.

–Hay otra discusión que es el traspaso de la Justicia Penal ordinaria a la ciudad de Buenos Aires, ¿cómo está esa discusión? ¿Se va a traspasar finalmente?

- Sí. La Justicia tiene distintos fueros, el más natural habiendo concretado el traspaso de la Policía es el fuero penal. Ahí ya tenemos conversaciones muy avanzadas con Germán Garavano. Le diría que lo que más avanzado está es lo de la Justicia penal, porque va muy de la mano del funcionamiento de la Policía.

–¿Hay plazos?

–No, pero la Justicia Penal yo lo imagino rápido, porque el traspaso de la Policía te lleva a hacerlo lo antes posible.

–¿Por qué no estuvo el jefe de la Policía Federal, Román Di Santo, en el anuncio de ayer?

–No lo sé, no tengo idea. No lo conozco.

–Su ministro de Justicia y Seguridad es Martín Ocampo, que era el fiscal general de la Ciudad, y hoy lo reemplaza transitoriamente Luis Cevasco. Usted tiene que designar a su reemplazante, ¿está trabajando en eso? ¿Tiene algún perfil? Para que la gente sepa, usted debe designar lo que sería Alejandra Gils Carbó a nivel nacional.

–Hay varios nombres dando vueltas, no hay apuro. Hoy lo reemplaza Cevasco, que es parte del equipo de Ocampo, con lo cual hay buena sintonía entre ellos. Por ahora nos vamos a manejar así. No hay apuro.

–¿Y qué perfil busca?

–Yo buscaría alguien como Ocampo, que en definitiva fue propuesto por Mauricio (Macri) en su momento, alguien de mucha acción, muy estudioso.

–¿No busca alguien con un perfil como el de Gils Carbó?

–No, a Cevasco por ejemplo no lo conozco. Personalmente lo he saludado alguna vez, pero no es alguien que tenga una relación política, ni militante, ni nada. Gils Carbó era una militante activa del kirchnerismo.

–Le preguntaba por Ocampo y el perfil del procurador porteño porque en su momento Elisa Carrió habló de la influencia de Daniel Angelici en la Justicia, y Ocampo tiene una relación estrecha con el presidente de Boca Juniors.

–De Ocampo solo he recibido ponderaciones, hizo un muy buen trabajo como fiscal, y como legislador. Un tipo super experto y estudioso en esto. Cuando lo nombré ministro fue un paso natural en su carrera, estoy muy contento.

–¿Cuántas veces por día habla con Mauricio Macri?

–Con Macri una vez por día, entre alguna charla por teléfono, algún chat, algún mensaje.

–¿Le dice Presidente?

–No, sigue siendo Mauricio.

–¿Y cómo es para usted trabajar sin jefe?

–Es otra responsabilidad, me tengo que adaptar a eso.

–¿Por qué?

–Porque yo siempre como jefe de Gabinete tuve una actitud muy involucrada en cada detalle, en cada tema, y como jefe de Gobierno tengo que tener una mirada con más perspectiva. Es un cambio de rol. A mí me ayuda mucho que estoy mucho en la calle, eso te da perspectiva, y eso no lo pierdo.

–¿Cuándo lo trata la Legislatura el traspaso?

–Es un tema que no tengo duda que amerita el llamado a extraordinaria.

–¿Lo hablaron con la oposición?

- Sí, hay una conversación, no diría un acuerdo. Los bloques mayoritarios de la oposición, durante su campaña, estuvieron de acuerdo con esto.

–¿Y usted cree que acompañarán?

–Sí, pero bueno, respetamos su opinión, ya creo que están mandando el convenio, que se terminó de redactar anoche (por el lunes), tarde. Hablé con Carmen Polledo, que es la vicepresidenta primera, le pedí que llame a extraordinarias lo antes posible. Creo que hay una o dos semanas de plazo formal del llamado, pero lo antes posible. Habiendo firmado el convenio, y dada la sensibilidad que tiene el tema de la inseguridad, amerita la urgencia de la extraordinaria.

–¿Y cuándo cree que el porteño podría contar con estos efectivos de la Policía Federal?

–Hay una fecha tentativa de extraordinarias para el 18 de enero. Lleva un par de días después de protocolización y se hace el traspaso. Eso no quiere decir que el porteño vea una solución el 19 de enero. Bajo responsabilidad de la Ciudad van a estar apenas se vote en la Legislatura. De ahí a que la gente vea un cambio visible, no es de un día para el otro, no hay soluciones mágicas.

–¿No ve resistencia de parte de la Policía Federal?

–No por lo menos generalizada, ni masiva, ni fuerte. Que alguno en particular le gustará más o menos. Todo cambio genera incertidumbre, ¿no? Pero siento que ellos vieron una decisión política muy clara de nosotros desde el primer día, no había duda de que esto iba a suceder. Y siento que el tratamiento que le hemos dado siempre a la Metropolitana es una buena señal para aquellos que se vienen a incorporar.

–La última, ¿para cuándo la paternidad?

–Ya, ya, días, diez días como mucho. Tengo un poquito de ansiedad, quiero que llegue. Pero estoy muy entusiasmado.

Comentá