Buscar en Infobae

Política lunes 04 de enero 2016

Afganistán: los talibanes controlan más territorio que en 2001

lunes 04 de enero 201619:22
El avance talibán en Afganistán
El avance talibán en Afganistán Crédito:

Con los ​​titulares enfocados en el brutal Estado Islámico, en 2015 Afganistán volvió a ser la guerra olvidada de los EEUU. De hecho, en la actualidad los talibanes controlan más territorio que en ningún momento desde 2001, según detalló la prestigiosa revista Foreign Policy.

Mientras Estados Unidos y las tropas de la OTAN terminan su misión de combate en el país, los talibanes están atacando al personal de seguridad de Afganistán en múltiples frentes.

Para empeorar las cosas, el Estado Islámico también ha expandido de manera constante su presencia en Afganistán, batallando con los talibanes en el este del país. Incluso, importaron algunas de las tácticas brutales que utilizan en Irak y Siria.

El año pasado no ha sido amable con las fuerzas de seguridad afganas, que han sufrido bajas récord después de tomar la delantera en la lucha. Los talibanes aprovecharon el cierre de puestos de combate de la OTAN en todo el país.

LEA MÁS:

Embed


Después de la reducción dramática en el número de tropas estadounidenses y de la OTAN, los talibanes se hicieron con esas tierras. "Cuando se pasa de 100.000 soldados a 10.000, no es ninguna sorpresa que haya consecuencia en la situación de seguridad", dijo Andrew Wilder, del US Institute of Peace.

Recientes ganancias del grupo incitaron al comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán, el general del Ejército estadounidense John Campbell, a pedir otra extensión de la misión estadounidense. El plan actual es traer a unos 5.500 soldados a finales de 2016, pero Campbell quiere mantener a los 9.800 soldados estadounidenses desplegados actualmente por el mayor tiempo posible. Aliados de la OTAN, que actualmente contribuyen con otros 4.000 soldados, todavía deben anunciar su estrategia a futuro.

Los talibanes han avanzado en el sur y el este. En la provincia sureña de Helmand, los insurgentes han tomado el control de los distritos de Musa Qala y Nawzad y están amenazando Sangin.

Al norte, los talibanes se anotaron una importante victoria en septiembre cuando capturaron la ciudad de Kunduz, en la provincia del mismo nombre. Aunque las fuerzas afganas retomaron la ciudad a mediados de octubre, la caída de la ciudad marcó un revés psicológico importante para el gobierno de Kabul, lo que subraya la frágil situación de seguridad en las principales ciudades, alguna vez consideradas seguras.

Aun así, es demasiado pronto para concluir si los talibanes serán capaces de mantener el control de todo el territorio que han tomado. Así, 2016 será otro año sangriento en un país demasiado acostumbrado a la guerra.

Comentarios