Buscar en Infobae

Entretenimiento sábado 02 de enero 2016

Kai Song, el DJ de 11 años que hace bailar al mundo

De día va a la escuela y es un alumno modelo. Pero de noche va a los boliches más exclusivos de Nueva York y de Los Ángeles para pasar música. Ya sacó su propio álbum y hasta DJ Tiësto lo admira

sábado 02 de enero 201608:25
Kai Song haciendo lo que sabe, tocar discos y hacer bailar a la gente
Kai Song haciendo lo que sabe, tocar discos y hacer bailar a la gente Crédito:
Empezó a jugar con discos y a mezclar sonidos desde los tres años. A los ocho comenzaron las primeras entrevistas. Hoy, a los 11, es una celebridad respetada en todo el mundo.

En un artículo publicado recientemente, la revista especializada Vibe señaló que es uno de los DJ a tener muy en cuenta. Tiësto, uno de los máximos exponentes de la música electrónica, dijo que es el futuro.

Embed

"Cuando Kai nació, yo era gerente de desarrollo para equipos de DJ Pioneer, así que nuestra casa siempre estaba llena de decks profesionales con los que dejaba a Kai jugar. Yo también era DJ y, si no era tarde, lo llevaba a verme tocar y ocasionalmente le dejaba presionar algún botón o subir el volumen. A los tres años él tuvo su debut profesional como DJ en el Children's Museum of the Arts en Manhattan", contó Lars Schlichting, su padre, entrevistado por La Nación.

"Mi mujer, Randi, tenía una tienda de ropa para niños, por lo que Kai estaba expuesto a muchos eventos infantiles y familiares. La gente nos preguntaba como podían contratarlo y entonces armamos una página de Facebook. Fue un éxito inmediato y en cuanto subimos una de sus mezclas a Soundcloud, automáticamente logró más de 180.000 oyentes", agregó.

Embed

Desde hace algunos años, Kai realiza giras por distintos lugares del mundo. Todavía no visitó Sudamérica, pero dice que le gustaría conocer Argentina, por su admiración por Lionel Messi. "Se que la Argentina es una potencia del fútbol. No conozco mucho de su música, ¡pero mis zapatillas de fútbol de salón Adidas modelo Messi las uso todos los días!", contó.

LEA MÁS:

Embed

Lo que sorprende de este niño es que, más allá de las luces de la fama, permanece muy centrado. Es el mejor alumno de su escuela, en Brooklyn, y tiene muy en claro cuáles son sus prioridades.

"Me interesan muchas cosas, así que tengo que manejar bien mi tiempo. Mis padres ponen mucho énfasis en que la escuela es lo primero, pero me gustaría tener más horas para dedicarle a la música", dijo.

Comentarios