Buscar en Infobae

Política miércoles 30 de diciembre 2015

El calvario de una joven austríaca: ISIS la usó como esclava sexual y la mató a golpes

El asesinato de la adolescente Samra Kesinovic, de 17 años, era conocido, pero ahora se develaron detalles escabrosos de la pesadilla que vivió a manos del grupo terrorista

miércoles 30 de diciembre 201517:20
Samra Kesinovic, de 17 años, asesinada por el Estado Islámico
Samra Kesinovic, de 17 años, asesinada por el Estado Islámico Crédito:

La joven austríaca de 17 años huyó a Siria junto a su amiga Sabina Selimovic en abril de 2014 para sumarse a las filas del Estado Islámico en la ciudad de Raqqa, bastión del grupo yihadista. Pero una vez allí quiso escapar. Rápidamente se arrepintió, pero el grupo yihadista no la dejó volver a casa.

Una mujer tunecina reveló que fue asesinada a golpes justo cuando intentaba escapar. Antes, había sido esclavizada sexualmente. La adolescente era el "premio" que recibían los nuevos yihadistas.

La ex terrorista tunecina, cuya identidad no fue revelada, logró escapar de ISIS y es la única testigo del calvario de Samra Kesinovic.

A principios de este año, un funcionario de Naciones Unidas aseguró que la menor austríaca murió en suelo sirio luego de adherirse al grupo yihadista. Sin embargo, nada se sabe de la adolescente que la acompañaba.

De acuerdo con los datos oficiales, las amigas volaron primero a la capital turca de Ankara y luego se trasladaron a la región de Adana. Después de eso, se les perdió el rastro.

adolescente-isis-1920-2.jpg


Los únicos registros que se tienen de las chicas austríacas son fotos en las que aparecen con rifles Kalashnikov y rodeadas de hombres armados. Para la Policía austríaca, fueron utilizadas como cárteles de reclutamiento para otras jóvenes.

LEA MÁS:

Embed


"Hemos recibido información recientemente sobre dos niñas de 15 años, de origen bosnio, que abandonaron Austria, donde habían vivido los últimos años; y todo el mundo, las familias y los servicios de inteligencia de los dos países, están en busca de ellas", informó David Scharia, miembro del Comité contra el Terrorista del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

"Ambas fueron reclutadas por el Estado Islámico. Una murió en los enfrentamientos en Siria y la otra ha desaparecido", agregó.

Las autoridades consideran que el predicador islámico de Bosnia Mirsad O., conocido como Ebu Tejma, fue el responsable de la radicalización de las jóvenes. El predicador, residente en Viena, les habría lavado el cerebro para que se unieran a los yihadistas.

En noviembre Ebu Tejma fue detenido por presunta participación en una red de financiamiento terrorista, con sede en Austria.

Comentarios