162
162

El juego llamado "Charly, Charly", en el que se convoca a espíritus, se extiende de manera alarmante en las escuelas bonaerense, según denunció un sacerdote tras conocerse en las últimas horas de un nuevo caso registrado en la localidad de Lanús. El fenómeno, no obstante, es regional y se originó a partir de la promoción de una película que será estrenada el 10 de julio. El problema es que se han reportado decenas de cosas de crisis nerviosas, ataques de pánico y convulsiones, pese a que todo tiene una explicación científica.

El caso en Lanús fue revelado al Diario Popular por el sacerdote Manuel Acuña, a partir de la denuncia de la madre de una niña de 12 años, que al regresar del colegio le contó que estaba muy angustiada porque sus compañeros de aula practicaban desde hace unas semanas el juego. "Esta práctica se viene extendiendo, de manera alarmante, entre alumnos de escuelas de todo el país, pero con especial anclaje en el Conurbano Bonaerense y la Capital Federal", sostuvo.

"Charly, Charly" es una versión simplificada de "La Ouija". Consiste en cruzar dos lápices sobre una hoja de papel, con líneas rectas verticales y horizontales que dividen el espacio en cuatro rectángulos, donde los participantes escriben "Si" y "No". De esa manera, el espíritu convocado con la pregunta "¿Charly, Charly, estás aquí?" es consultado sobre alguna cuestión del presente o futuro de los jugadores, esperando que los lápices se muevan en dirección de las palabras, para confirmar o rechazar la pregunta.

A su vez, hay una segunda versión menos conocida que se realiza colocando seis lápices de manera rectangular, tres sostenidos por un jugador y tres por otro. Si tras la pregunta se mueven para afuera, la respuesta es un sí. Si se mueven para adentro, es un "no".

charly 2

Los lápices se mueven. Es cierto. Pero hay una explicación científica. Para ello, el diario El País de Colombia consultó a un experto. "Los lápices están colocados en una posición poco natural y el escaso soporte entre ellos causa que en un punto el lápiz con la menor superficie de contacto se mueva, ya sea por el viento o por la gravedad. Es por esto que el fenómeno puede repetirse varias veces", explicó profesor Carlos Andrés Plazas, docente de física de la Universidad Libre de Bogotá.

El fenómeno se ha extendido rápidamente en varios países a través del hashtag #CharlieCharlieChallenge, al punto que diarios de México, Uruguay o Colombia le han dedicado largos artículos.

El problema es que numerosos niños han reaccionado mal. En Barrancabermeja, Colombia, un joven de 16 años fue internado tras sufrir una crisis nerviosa luego de invocar espíritus, lo que despertó la atención de los medios. Pero sólo en Oaxaca, México, se habían dado 16 casos similares en pocos días. También hubo situaciones de jóvenes convulsionando.

En efecto, muchos niños que han realizado el juego sueñan con Charly, sobre todo porque parte del mito en torno a este personaje, que es una suerte de ayudante del diablo, es que si él lo desea te puede condenar al más allá.

De hecho, la madre de la niña de Lanús que denunció la práctica del juego ante el padre Acuña dijo que "los participantes comenzaron a registrar modificaciones en su conducta y experimentaron pesadillas, insomnio, ataques de pánico, y luego cuadros depresivos abruptos y cortes en el cuerpo, autoflagelaciones".

Según reportó El Ancasti, en Catamarca se investigó si el juego está relacionado a tres recientes casos de jóvenes que estaban en un grupo de Facebook sobre "Charly, Charly", uno de los cuales se suicidó, otro que intentó hacerlo y un tercero que se fugó de su hogar.

En la escuela de Lanús se hizo presente una profesional para decirles que no debían tener miedo alguno, porque se trataba de creencias falsas. Aunque el sacerdote Acuña criticó esa decisión, los expertos en educación coinciden ampliamente y de manera casi unánime en que la mejor actitud frente a este tipo de situaciones es minimizar su trascendencia y explicarles a los chicos que Charly es un mito.

En Internet se pueden encontrar distintas leyendas. En España, por ejemplo, cuentan que Charly era un adolescente de 14 años que sus amigos encontraron muerto en una casa abandonada. Otra versión asegura que Charly falleció en un accidente automovilístico junto a sus padres.

De acuerdo a El Comercio, de Perú, si bien el juego es viejo, su reaparición y explosión en las redes sociales se debió a una campaña de la Warner Bros para promocionar su película La Horca (The Gallows) en la que un grupo de estudiantes intentan honrar un accidente ocurrido en una obra de teatro convocando a "un espíritu que les recuerda que hay ciertas cosas que es mejor dejar en el pasado", según relata el tráiler.