Buscar en Infobae

Política sábado 31 de enero 2015

ISIS decapitó al periodista japonés Kenji Goto

"Al gobierno japonés: ustedes, al igual que sus tontos aliados en la coalición satánica, deben entender que nosotros, por la gracia de Dios, somos un califato islámico con autoridad y poder, un Ejército sediento de su sangre", advierte el verdugo del Estado Islámico en el video con la ejecución. IMÁGENES EXPLICITAS

sábado 31 de enero 201517:18

Los intentos de realizar un intercambio de rehenes entre los gobiernos de Jordania y Japón y el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) han terminado en fracaso.

En la tarde de este sábado la organización yihadista publicó un video de la decapitación del rehén japonés, el periodista Kenji Goto, titulado "Un mensaje para el gobierno de Japón".

Mensaje Para Japón ISIS.mp4

Al igual que en videos anteriores, un hombre completamente vestido de negro habla junto a Goto, quien se encuentra de rodillas en el piso, vestido de naranja.

"Al gobierno japonés: ustedes, al igual que sus tontos aliados en la coalición satánica, deben entender que nosotros, por la gracia de Dios, somos un califato islámico con autoridad y poder, un Ejército sediento de su sangre", dice amenazante el miliciano.

Y continúa: "Abe (por el premier japonés Shinzo Abe), con tu temeraria decisión de participar en una guerra inganable este cuchillo no sólo masacrará a Kenji, sino que también continuará y causará una carnicería donde sea que esté su gente".

ISIS japones 1170

En el final, lanza una amenaza aún mayor: "Que comience la pesadilla para Japón".

De acuerdo a la agencia nacional de noticias japonesas, el gobierno se encontraba en este momento trabajando para corroborar la autenticidad de la grabación.

El video termina inmediatamente después de las imágenes de la decapitación de Kenji, sin menciones al otro rehén en poder del ISIS, el piloto jordano Muaz al Kasabeh.

Hasta el día de ayer, seguían las negociaciones entre el gobierno jordano, el japonés y los terroristas del Estado Islámico, que prometían liberar a los rehenes a cambio de que Jordania libere a la iraquí Al Rishawi, una de las yihadistas más peligrosas de la organización islámica.

Shinzo-Abe-Japón-1170.jpg

A pesar de las conversaciones en curso, Jordania desconfiaba de la palabra de ISIS, por lo que había exigido una prueba de vida de Al Kasabeh, al tiempo que había lanzado una dura advertencia: "Maten a nuestro piloto y ejecutaremos a todos sus prisioneros".

Durante la negociación, Kenji Goto había sido utilizado por los terroristas para transmitir los mensajes. En este contexto, el gobierno japonés temía que su rehén pudiera no formar parte de las negociaciones entre Jordania y el Estado Islámico, aunque el ministro de Relaciones Exteriores jordano, Nasser Judeh, había rápidamente asegurado que la liberación del periodista formaría parte de cualquier intercambio.



Comentarios