Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Tendencias miércoles 28 de enero 2015

Una alternativa novedosa para tratar los dolores

Valeria Chavez

Por: Valeria Chavez vchavez@infobae.com

También conocida como terapia de proliferación celular, la proloterapia regenera y repara los tejidos afectados a través de inyecciones de sustancias naturales. Lumbalgia, artrosis, dolor de cuello y codo de tenista, entre las patologías que pueden revertirse

miércoles 28 de enero 201517:33
Crédito: Shutterstock

Pocas cosas son tan molestas como el dolor crónico. Sea por una afección como la artrosis o la lumbalgia, o bien por una dolencia adquirida mediante un mal movimiento, como la tendinitis o codo de tenista. O hasta el dolor de cabeza.

El dolor puede llegar a ser discapacitante, si le impide a quien lo sufre realizar sus actividades cotidianas.

Una de las soluciones (paliativa en realidad porque no cura) que suelen usarse para tratar por ejemplo la artritis son las infiltraciones, con los conocidos efectos adversos que acarrean los corticoides.

De ahí que la proloterapia aparezca como una real alternativa para tratar casos de dolor crónico relacionado con daño en los ligamentos, tendones y articulaciones.

Conocida también como terapia de proliferación celular, presenta como cualidades principales ser regenerativa y reconstructiva. Se utilizan sustancias naturales en su totalidad, siendo su función la estimulación del cuerpo y la regeneración y reparación del tejido afectado. Las áreas débiles son tratadas con una solución proliferante que estimula directamente el crecimiento, robustez y fuerza del tejido.

El doctor Gonzalo Yamauchi (MN 116375) es especialista en proloterapia certificado por la Sociedad Americana de Medicina Ortopédica (AAOM) y explicó a Infobae que la técnica traída desde los Estados Unidos "consiste en la inyección de dextrosa (un tipo de azúcar) en los tendones, ligamentos y/o articulaciones dañadas, con la función de estimular, regenerar y reparar el tejido afectado, ya que la dextrosa a través de un proceso inflamatorio contribuye al crecimiento, robustez y fuerza de la articulación".

"La proloterapia utiliza sustancias naturales en su totalidad, siendo su función la estimulación del cuerpo y la regeneración y reparación del tejido afectado"

Consultado sobre qué patologías pueden tratarse con esta técnica, el especialista detalló que "se utiliza para tratamientos músculo-esqueléticos como lumbalgias, artrosis de rodilla y cadera entre otras articulaciones, patología del hombro y del manguito rotador, dolores cervicales crónicos, esguinces crónicos, tendinosis del Aquiles, codo de golfista y de tenista, cefaleas y dolores de cuello, entre otros".

"Este tipo de dolores son frecuentes y si bien los tratamientos convencionales intentan mejorarlos no siempre lo logran", destacó Yamauchi, para quien "la proloterapia y las inyecciones subcutáneas perineurales (llamado anteriormente neuroproloterapia) son novedosas y efectivas técnicas que dan respuestas reales en un 80% de los casos a estas dolencias frecuentes".

Acerca del costo del tratamiento y si es cubierto por alguna empresa de medicina prepaga, Yamauchi destacó que "al ser una técnica novedosa en la Argentina no es cubierta por la medicina prepaga, y el valor depende de las zonas a infiltrar y la patología del paciente". "En relación al costo uno debe pensar que los pacientes con dolor crónico habitualmente están polimedicados, por lo cual proporcionarles una técnica regenerativa para sus lesiones es un gran ahorro y mejora en su calidad de vida", consideró.

Detalles de un tratamiento que promete

proloterapia.mp4

¿Qué es lo que se inyecta?

Dextrosa, que es un tipo de azúcar. Este tipo de sustancia es natural y ya existe en el cuerpo humano. Estas inyecciones con dextrosa son muy diferentes a las llamadas "infiltraciones" que se realizan con corticoides. La proloterapia sólo se realiza con dextrosa y lidocaína (que es el anestésico que usan los dentistas).

¿En qué consiste el tratamiento?

El proceso de curación comienza luego de seis semanas de iniciado el tratamiento. Se necesitan entre 3 y 6 aplicaciones, que se realizan en forma mensual. Una vez aplicada la inyección, localmente se desencadena un proceso inflamatorio que produce una cascada de reparación en el sitio inyectado (espalda, cadera, rodilla, hombros, cuello, etc.). Se demostró que la dextrosa intraarticular produce secundariamente el desarrollo de nuevo cartílago y de excelente calidad.

Una vez finalizada la consulta el paciente debería presentar una importante mejoría en el dolor al momento de retirarse del consultorio. La duración del efecto puede variar de uno a cinco días, aumentando el tiempo de alivio y disminuyendo la intensidad del dolor sesión a sesión.

¿Hay alguna enfermedad preexistente o dolor en el que esté contraindicada? ¿Existe algún medicamento con el que no sea conveniente que interactúe esta técnica?

Esta terapéutica no tiene contraindicaciones, solamente hay que tener cierto cuidado en pacientes diabéticos que reciben insulina, pero se puede aplicar igual.

¿El tratamiento es definitivo? ¿Qué ocurre con patologías crónicas como la artrosis?

Esta técnica es especialmente efectiva para las patologías crónicas ya que al regenerar los tendones, ligamentos y articulaciones revierte la enfermedad y por ende mejora el dolor. El tratamiento produce una mejoría casi absoluta de las distintas lesiones, para que el tratamiento sea definitivo depende que el paciente una vez recuperado haga actividad física regularmente y mantenga fuerte la musculatura.

¿Puede hacerse actividad física durante el tratamiento?

Los primeros cinco días post-inyección está contraindicada la actividad física, pero una vez pasados estos días se puede realizar actividad normalmente. Con deportistas de alto rendimiento se tienen otras consideraciones como realizar ejercicios más livianos el primer mes que los que realizan habitualmente.

¿Puede aplicarse a pacientes de todas las edades?

Se realiza a pacientes de todas las edades, no tiene ninguna contraindicación esta técnica. Se realiza en distintas dolencias deportivas como de la vida diaria, artrosis de rodilla, artrosis de cadera, lumbagias, patología del manguito rotador, etc.

Comentá