NA 162
NA 162

Al cabo de un intenso debate, el Tribunal Superior de Justicia se inclinó por desestimar los cuestionamientos que había presentado el radicalismo respecto a los cambios para los votantes introducidos en la ley que reguló las Elecciones Primarias (PASO). De ese modo, dio vía libre a la instrumentación de la boleta única y estableció el voto electrónico.

Las jueces Ana María Conde, Inés Weinberg, Alicia Ruiz y Luis Francisco Lozano coincidieron en que no hubo delegación de potestades legislativas al Ejecutivo, como sostenía el planteo de la UCR.

Los magistrados estimaron además "prematuro" pronunciarse sobre las objeciones a la reglamentación del Ejecutivo –que rechazan que aparezca en el sistema de pantallas, en primer lugar, el menú de opciones por agrupaciones políticas y, luego, por candidatos– porque "corresponderá al Tribunal en su calidad de autoridad de aplicación aprobar la boleta única o las pantallas que finalmente se adopten".

En su voto en disidencia, el titular del cuerpo, José Osvaldo Casás, se expidió por la inconstitucionalidad de los decretos N° 441/2014 y N° 513/2014 por entender que el Poder Ejecutivo no estaba habilitado para incorporar el "voto electrónico" ni las "tecnologías electrónicas" sin un expreso pronunciamiento de la Legislatura que lo convalidara con una mayoría de dos tercios de los votos.

La UCR no era el único sector que se resistía a los cambios. El sistema de voto electrónico había sido cuestionado también por varias ONG, entre ellas Poder Ciudadano, sobre todo por la premura con la que se tendrá que adaptar el electorado.

Pablo Secchi
Pablo Secchi, de Poder Ciudadano, habló en InfobaeTV sobre los cambios que el PRO intentará instrumentar en las elecciones.

Renuncia

Tras su pronunciamiento, Casás presentó esta tarde su "renuncia indeclinable" a la conducción del organismo. Argumentó su decisión en que los "inconvenientes, demoras y errores" que pudieran surgir de la aplicación de la nueva modalidad electoral "obedecerían a un obrar desinteresado" de su parte.

El juez dijo no obstante que su renuncia no lo releva "del compromiso y del interés de que se pueda arribar a la más exitosa gestión del comicio".

El lugar de Casás sería asumido por Luis Francisco Lozano, a quien le atribuyen una buena sintonía con el jefe de Gobierno, Mauricio Macri.