162
162

Madrugada del jueves. Suena el teléfono y atiende. Del otro lado se escucha a varias personas hablando, aparentemente desde el altavoz de un teléfono. "Dijeron cosas que me dieron terror, sobre todo una voz con tonada colombiana". El relato pertenece a Germán de los Santos, un periodista que había cubierto varios crímenes atribuidos a las mafias narcos y ahora está trabajando en una investigación sobre las bandas "mixtas" que operan en Rosario.

De los Santos trabaja en La Nación y en El Litoral de Rosario. También realiza columnas en Radio Dos. La semana pasada había publicado una nota vinculada con la muerte de un ciudadano colombiano y en su habitual salida radial había contado la detención de cuatro personas presuntamente vinculadas al narcotráfico.

El jueves a las 4:30 recibió amenazas. "Se notaba que me habían observado", relató este viernes en radio Mitre en diálogo con Marcelo Longobardi. Ahora vive con protección de Gendarmería Nacional en la puerta de su casa mientras busca serenarse tras un día en el que le pasaron "dos mil millones de cosas por la cabeza" -confiesa-.

"En los próximos días va a salir una nota sobre estas bandas mixtas, que tienen un aclaje local, incluso en el interior del país, con una logística y una capacidad de movimiento importantísima", adelantó De los Santos.

Las investigaciones de De los Santos son muestras de infinitas historias que se suceden en Rosario desde hace algunos años, donde la muerte y el terror son el denominador común. El año pasado hubo 264 homicidios. En Córdoba fueron solo 90.

"En Rosario hay algo particular. Algo está pasando. Por eso hay 2000 gendarmes. Es una de las ciudades con más efectivos de seguridad y no paran de suceder crímenes", dice De los Santos, quien nació en Santa Fe pero se radicó en la ciudad del Monumento a la Bandera luego de realizar sus estudios.

 Télam 162
Télam 162

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación, así como el gobernador Antonio Bonfatti, se comunicaron con él para manifestarles su solidaridad. Y el ministro provincial del área, Raúl Lamberto, dispuso una custodia permanente en su vivienda.

En una nota, el SRP manifestó su "más enérgico repudio" y expresó "su gran preocupación por la amenaza. Similar fue la reacción de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), que exhortó "a las autoridades de esa provincia a investigar los hechos e identificar y condenar a los responsables antes de que debamos lamentar hechos de mayor gravedad". En tanto, la Fundación LED remarcó que "constituyen claras limitaciones a la libertad de expresión y de prensa".