Buscar en Infobae

Sociedad viernes 17 de octubre 2014

Los 10 peores errores femeninos a la hora de vestir

Soledad Blardone

Por: Soledad Blardone sblardone@infobae.com

Exceso de 'animal print', leggings traslúcidas o demasiado apretadas, sandalias con pantimedias y puntera a la vista... Estas son las equivocaciones más frecuentes que arruinan cualquier look

viernes 17 de octubre 201421:20
Siempre teniendo como premisa el respeto a la individualidad de cada persona, hay ciertas reglas básicas que aseguran el éxito a la hora de vestirse y que ninguna mujer debería olvidar. La semana pasada fue el turno de los hombres pero ésta vez les toca a ellas. Estos son los 10 errores más comunes de las mujeres:

* Menos es más: un anillo, un reloj y unos lindos pendientes son suficiente a la hora de lucir natural pero sofisticada. Demasiados accesorios a la vez -como pulseras, relojes, collares, cadenas, anillos, prendedores, cinturones metálicos, hebillas de piedras- o bijouterie excesivamente colorida y mal combinada arruinan cualquier look.

* Ropa interior a la vista: la semana pasada repasamos la misma regla para el caso de los hombres. Y es que estas dos palabras lo dicen claro: "ropa interior". Por ende, se supone que ésta no debe estar a la vista de todo el que quiera verla. Los breteles o el lateral del soutien deben permanecer cuidadosamente dentro de la prenda superior, del mismo modo que debería suceder con la prenda íntima inferior: ni un milímetro de su tela debería quedar expuesto.

* Leggings o calzas traslúcidas o demasiado ajustadas: en los últimos años tanto las leggings como las calzas se convirtieron en el comodín favorito de las mujeres. Son cómodas, practicas, van bien con botas y realzan un look informal si se usan con stilettos. Pero, ¡cuidado! Antes de comprarlas es imprescindible pasar por el probador y ver cómo quedan. Muchas leggings están confeccionadas en telas traslúcidas que, según como les dé la luz, exponen la ropa interior. Además, es preferible comprar un talle que no quede no tan apretado al cuerpo, para evitar que se marque el elástico de las prendas íntimas. Y, por supuesto, hay que recordar que las calzas no son pantalones y no deben ser usadas como tales: la prenda superior siempre debe cubrir el trasero. Lo ideal es usarlas con blusas o camisolas sueltas.

* Falda corta, espalda descubierta y escote de infarto: a la hora de buscar un look de alto impacto siempre hay que elegir: o mostrar las piernas o lucir un escote profundo o dejar la espalda al descubierto. Las tres cosas a la vez resultan una exageración y hacen que el look se vea poco elegante.

* Sobredosis de animal print: nuevamente aquí debemos recordar que "menos es más". Un touch de leopardo, de cebra o de reptil puede ponerle color y vida a un outfit demasiado sobrio. La cartera, o un par de stilettos, o una chaqueta, o un clutch pueden dar el toque justo de seducción en una sola prenda o accesorio. Pero un look íntegramente de animal print puede resultar un verdadero desastre.

* Sandalias con pantimedias con puntera: ¿hay algo más terrible que detenerse en el calzado de una mujer que eligió unas sandalias increíblemente hermosas pero que deja asomar las costuras de sus pantis en los pies? Podríamos decir que esta es la regla número uno del uso del calzado femenino: si una mujer va a mostrar los dedos de sus pies es preferible que no use medias pero, si desea hacerlo, las ideales son las pantis sin puntera. ¡Y es que para ello fueron creadas! Otro punto básico: las sandalias deben ser del talle exacto del pie para que no sobre en la parte del talón y para que los dedos no queden afuera o entre las tiras delanteras.

*Maquillaje, a todo o nada: se sabe, los extremos no son buenos. Un rostro demasiado cargado de sombras, labiales, bases de maquillaje, máscara de pestañas y blush aparenta más edad y no resulta sentador. Por el contrario, salir a la calle con la cara lavada y, peor aún, ir a algún evento social sin ni siquiera haberse delineado los ojos resulta poco femenino aunque se tenga un rostro perfecto. Bien utilizado, el maquillaje es siempre el mejor aliado de todas las mujeres. Demás está decir que las manos y pies deberían estar siempre prolijos y con el esmalte impecable.

* Pantimedias con brillo: el único efecto que consiguen las pantimedias con brillo es resaltar los defectos de las piernas. Además, aportan un look propio de los años ochenta. Un rotundo NO para ellas.

* Ser víctima de las tendencias: si se pone de moda usar estampados enormes o el color verde fluorescente, ¿por qué una mujer debería usarlos si no resultan adecuados para ella? Siempre es bueno recordar que la ropa debe estar adaptada a nuestro cuerpo y rasgos naturales. Se recomienda elegir prendas que realmente queden bien a la figura y a la estatura de la mujer, independientemente de la moda de turno. Y es que, no todo lo que está de moda le queda bien a todo el mundo.

*Abusar del sol: cada vez que abrimos una revista y vemos los looks de la alfombra roja, observamos que las celebridades lucen su piel con su color natural. Incluso, muchas actrices o modelos con pieles extremadamente blancas desfilan ante los flashes de los fotógrafos, sin preocuparse por no estar bronceadas. La cantidad de casos de cáncer de piel va en aumento y muchos ocurren a causa de la acumulación de rayos solares. Entonces, ¿no es hora de entender que la mejor opción es lucir la piel con su color natural?

Comentarios