facebook 162
facebook 162

Una invitación informal por Facebook se convierte de repente en una llave virtual que Mauricio Macri utiliza para acercarse a la gente del Interior del país: el jefe de Gobierno lee mensajes de vecinos que lo invitan a que los visite y sorprende porque accede a la convocatoria.


En el marco de su campaña para suceder a Cristina Kirchner en 2015, el líder del PRO intenta mostrarse "de carne y hueso" con la intención de derribar los prejuicios que existen sobre su figura. Para lograrlo, no duda en romper las convenciones para acortar el camino hacia el elector: realiza un llamado telefónico para definir un encuentro personal, o directamente se acerca a una vivienda y toca timbre.


"Uno de los salteños que respondió a la convocatoria que hicimos y me escribió un mensaje en mi página de Facebook para invitarme a visitarlo fue Ramiro Aré, tercera generación de heladeros, dueño de "Su Heladería" y que con mucho esfuerzo lleva adelante con su familia (...) Charlamos sobre el problema de la inflación, de cómo aumentaron sus costos (...) Fue muy lindo que me hayan recibido con tanto cariño. Así que si andan por la capital salteña, dénse una vuelta por la esquina de Caseros y Junín (al frente de la plaza) y prueben los helados de Ramiro", contó Macri a través de la mencionada red social. Esa fue una de las tantas visitas que el funcionario porteño realizó de un tiempo a esta parte.

Los ideólogos del plan son Jaime Durán Barba y el secretario general del gobierno porteño, Marcos Peña, quien explicó: "Estamos llevando a la práctica una política horizontal por sobre la del político que va a las masas. El contacto es uno a uno. Queremos romper la barrera de la distancia y escuchar".


 162
162

"El viernes estuve en un barrio de Mendoza (4ta sección) con la familia Bercich que me invitó a su casa a través de Facebook. Ellos son como una foto de miles de familias en la Argentina", contó el jefe de Gobierno en otro post publicado en la mencionada red social.

En este caso -cuenta el líder del PRO- la problemática pasa por lo económico: "Sonia y Roberto son personas capaces y trabajadoras, pero están muy preocupados. Ella es maestra pero se siente desilusionada con la escuela. Él es camionero y está pasando un momento de angustia porque su camión está viejo y no le alcanza la plata para pagar la cuota de un crédito (...) Ésta es la foto de la familia Bercich, pero también es la foto de la Argentina de hoy (...) Mientras tomamos mates tranquilos bajo la sombra de una parra que cubre el patio y la conversación, se siente la angustia".