Buscar en Infobae

Política miércoles 05 de marzo 2014

Maduro, en la tumba de Chávez: "He decidido romper relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá"

"Nadie va a conspirar impunemente para pedir una intervención de la OEA", aseguró el presidente de Venezuela durante las ceremonias por el aniversario de la muerte del líder bolivariano. La respuesta de Martinelli

miércoles 05 de marzo 201417:48

"Un presidente de derecha, que no es digno de su pueblo, está creando condiciones para que la OEA y otros organismos internacionales den un paso de intervención. Se trata del presidente de Panamá. He decidido, frente a la conspiración abierta del canciller, romper relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá", exclamó Nicolás Maduro en el Cuartel de la Montaña, donde descansan los restos de Hugo Chávez.

La diatriba del bolivariano no es nueva: desde que comenzaron las protestas opositoras, ciertos mandatarios del continente se transformaron en blanco de su ira. Ricardo Martinelli fue de los más fustigados por condenar la represión del gobierno chavista.

"Nadie va a conspirar impunemente para pedir una intervención de la OEA. ¡Esta es la patria de Bolívar y tiene que respetarse!", gritó ante los jefes de Estado presentes en Caracas, para luego sentenciar: "Así se celebra un primer aniversario de la muerte de Chávez. En lucha, en combate".

"Y a Insulza, quédese quieto, no se meta con quien no lo ha llamado. Venezuela no ha solicitado la intervención de la OEA. La OEA es un organismo moribundo, con 60 años de dictadura. Y si designaran una delegación para entrar en Venezuela, tendrían que hacerlo clandestinamente. Porque a Venezuela no la pisa ninguna delegación de la OEA".

La respuesta de Martinelli no se hizo esperar. "Sorprende la decisión  del gobierno de Venezuela. Panamá sólo anhela que ese hermano país  encuentre la paz y fortalezca su democracia", escribió en su cuenta de Twitter.

      Embed



El homenaje a Chávez

En el horario exacto de su muerte, las 16:25 locales, sonó el cañón del Cuartel de la Montaña para recordar a Hugo Chávez, quien falleció hace un año, el 5 de marzo de 2013.

Representantes de diversos países de la región llegaron a Venezuela para asistir a los homenajes en honor de Chávez. Tal es el caso del presidente boliviano Evo Morales, su par cubano Raúl Castro, el mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, y el vicepresidente argentino, Amado Boudou, quienes fueron recibidos por separado en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía por el vice venezolano, Jorge Arreaza.

      Embed


El cuartel fue el centro de comando desde el cual el teniente coronel Hugo Chávez, delgado, en traje de combate y con boina roja de paracaidista, irrumpió en la escena mundial al liderar el frustrado golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 contra el presidente socialdemócrata Carlos Andrés Pérez.

Hoy es un sitio de peregrinación. Una guardia de honor permanece siempre alrededor del féretro, junto a grandes fotografías del líder e infografías que muestran su línea de vida, mientras suenan suavemente grabaciones de Chávez entonando el himno nacional.

El presidente boliviano Evo Morales fue el primero en pronunciarse. "Hace un año, todos lloramos por la partida de Hugo Chávez. Todos recuerdan al comandante supremo. La tarea que nos dejó es una responsabilidad de todas y todos, especialmente de los que pensamos en la liberación de nuestros pueblos. Su obra será por siempre y para siempre", afirmó.

Para el boliviano, Chávez fue un patriota, "gran defensor de su pueblo". Según declaró, su lección es "imposible de alcanzar". El mejor homenaje, insistió, "es la unidad".

      Embed


La jornada de ceremonias por el primer aniversario de la muerte del líder venezolano comenzó a las 10:00 (14:30 GMT) con un desfile cívico-militar en el Paseo Los Próceres, al oeste de Caracas. También está previsto para este miércoles el estreno mundial del documental Mi amigo Hugo, del cineasta estadounidense Oliver Stone, según indicó el Sistema Bolivariano de Medios Públicos (Sibci).

      Movilizaciones Venezuela 1170 (1).jpg


Siguen las protestas

Venezuela está, hace semanas, en alerta por una ola de protestas que han dejado 18 muertos, 260 heridos y decenas de denuncias de violaciones de los derechos humanos.

Algunas calles de Caracas y otras ciudades amanecieron este miércoles cortadas con barricadas, y en el opositor distrito de Chacao (epicentro de las protestas en la capital) los estudiantes fueron dispersados con gas lacrimógeno por efectivos de Policía Nacional, constataron periodistas de la AFP.

La dirigente estudiantil Gabriela Arellano convocó una protesta en el sector este de Caracas, feudo del antichavismo, a la que asistieron unos 300 jóvenes

"Queremos libertad para el país. Estamos cansados de la violencia", dijo a la AFP la estudiante de administración de empresas Marbeli Liendo, quien se señaló, además, que el legado de Chávez "ya no vale. Tuvo su momento, pero ya no sirve".

Entretanto, la diputada María Machado, una de las ideólogas de "La salida", la táctica opositora de ocupar la calle para forzar la renuncia del Gobierno, tenía previsto participar en una marcha en el occidental estado de Táchira, capital San Cristóbal, donde la tensión es más palpable.

Las manifestaciones iniciaron hace un mes cuando estudiantes protestaron por la inseguridad en San Cristóbal luego de un intento de violación en un campus, y las marchas se extendieron a todo el país azuzadas por altísimas tasas de homicidios, inflación y recurrente escasez de bienes básicos.

"El Gobierno está estable, aunque no tan fuerte como hace un año", explicó a la AFP el analista y profesor de la Universidad Central Carlos Romero y agregó que, de todas formas, "no hay un contrapoder con peso suficiente como para transitar hacia otro régimen".

Comentarios