Políticalunes 03 de febrero 2014

Elecciones en Costa Rica: el oficialista Johnny Araya y Luis Solís irán a una segunda vuelta

El Tribunal Electoral le daba una ventaja al candidato de Laura Chinchilla, pero con el avance del conteo, Luis Solís alcanza el 30,8% frente al 29,6% de Araya. El abstencionismo fue histórico y habrá ballottage en abril

Sobre las 02:15 GMT, el Tribunal Electoral de Costa Rica daba los primeros resultados oficiales, que señalaban la victoria del oficialista Johnny Araya por más de 5 puntos de ventaja, seguido por Luis Solís y el izquierdista José María Villalta.

Pero con el correr de los minutos, la tendencia se fue revirtiendo, y con el 76% de las mesas escrutadas, hay un empate técnico entre los primeros dos candidatos. No hay dudas de que habrá segunda vuelta entre Araya y el candidato de centro, Luis Solís.

En conferencia, luego de conocer los informes del TSE, Araya se mostró confiado en ganar finalmente las elecciones en el segundo turno. "Hay un tiempo para todo, y ese tiempo llegará en la segunda ronda", dijo, en una frase con resonancias bíblicas. "No a los que han querido borrar la historia del PLN y decir que en el país todo esta mal", agregó muy emocionado.

En su mensaje. Araya convocó a los liberacionistas "a cerrar filas" en los próximos dos meses.

La gran sorpresa, en todo caso, ha sido Solís, un historiador y experto en ciencias políticas que siempre ha ocupado el cuarto puesto en los sondeos. Desde el inicio de la campaña, el candidato de centro había insistido en que la gente no debía creer en las encuestas, porque, según él, la "verdadera encuesta" se iba a ver en las elecciones que se celebraron este domingo y que acabó ganando.

   "Vamos a ganar, porque somos un pueblo que decidió cambiar", expresó Solís después de conocer los resultados de las elecciones de este domingo.

Solís presentó su candidatura por el Partido Acción Ciudadana (PAC) con el objetivo de acabar con el "desgobierno" del Partido Liberación Nacional (PLN), partido en el que militó y del que salió hace casi una década, descontento por cambios ideológicos y corrupción interna.

Aunque era poco conocido en el ámbito político, Solís sí tiene experiencia como jefe de gabinete de la Cancillería en el primer Gobierno de Óscar Arias (1986 y 1990) y como embajador para Asuntos Centroamericanos y director de política exterior del Gobierno de Jose María Figueres Olsen (1994-1998), ambos del PLN.


Una elección en paz

Las mesas de votación comenzaron a cerrar este domingo a las 18, hora local, después de una intensa jornada en la que los candidatos presidenciales instaron a la ciudadanía a participar. Las 6.515 urnas para elegir al próximo presidente de Costa Rica abrieron a las 6 de la mañana. A lo largo del proceso electoral, no se registraron mayores incidentes.

Tres millones de electores estaban llamados a votar por el relevo de la presidente Laura Chinchilla, en un escenario incierto con cuatro candidatos preferidos, los principales, el oficialista Johnny Araya y el izquierdista José María Villalta.

Pese a que se esperaba una participación más alta que en elecciones anteriores, el escenario más probable es que esta votación deba definirse en una segunda vuelta el 6 de abril entre los dos candidatos más votados.

Previo al cierre de la campaña, las encuestas dieron cuenta de un voto que se divide entre cuatro candidatos, lo que impediría a cualquiera de ellos alcanzar el 40% de los votos válidos necesarios para ganar la elección.


Voto en el extranjero

Distinto a ocasiones anteriores, el primer voto de esta elección se produjo durante la tarde del sábado, pues desde el consulado de Costa Rica en Sydney, Australia, James Alvarado se convirtió en el primer costarricense en votar en el extranjero.

En total, se habilitaron 61 juntas de votación en 52 consulados de Costa Rica en 42 países del mundo, donde 12.654 personas se registraron para participar de esta elección lejos de su tierra natal.


El escenario electoral

Reconocida por su estabilidad democrática y social, que contrasta con sus vecinos centroamericanos, Costa Rica, primer país de América Latina que creció en desigualdad en 2013, vio aumentar estos años el descontento popular tanto "con lo política como con lo económico", explicó a AFP el analista Constantino Urcuyo.

"Hay casos de corrupción enormes y tenemos un 20% de pobreza, crece la desigualdad. La gente está cansada. Quiere otras soluciones", opinó Manuel Rodríguez, un comerciante de 46 años, en una céntrica avenida de San José.

AFP

Comentarios