Políticamartes 12 de noviembre 2013

Maduro alista a las Milicias Populares para la "guerra económica" en Venezuela

Ayudarán a los militares en el control de precios. El Gobierno crea tribunales especiales "contra la usura"

"Sale la milicia, el poder popular a la calle a reforzar las actuaciones militares contra la guerra económica", anunció el presidente Nicolás Maduro en cadena nacional, desde el Palacio de Miraflores, rodeado de sus ministros.

El presidente de Venezuela ha redoblado el despliegue de civiles y militares en su declarada "guerra económica" contra la "usura y el acaparamiento" de productos. Por eso, ha decidido fortalecer el "binomio Guardia Nacional Bolivariana-pueblo" para vigilar los comercios donde miles de personas se agolpan desde el fin de semana para comprar a "precio justo".

El Gobierno ha ordenado a los empresarios que vendan con rebajas de hasta 50 por ciento. De no cumplir con la orden enfrentan el riesgo de confiscación, cierre y hasta prisión. De hecho, ya hay 28 detenidos, 10 órdenes de captura y tres locales ocupados por las autoridades. 


      Maduro guerra económica

"¡Está activado oficialmente el Poder Popular, los consejos comunales, las comunas, el Frente Francisco Miranda, las UBCH (que salen como inspectores) bajo el mando cívico-militar", anunció Maduro. Antes, había anunciado la conformación de una fiscalía especial para tratar los casos de "acaparamiento" de productos. 

"¡Todo se desarrolla en calma y sea quien sea que perturbe será detenido", dijo Maduro, que acusó a la "trilogía del mal" (Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado) de estar "jugando con candela" al "infiltrar a personas violentas" en las colas para generar caos. 

"Acordaron inflitrarse y voltear la situación", dijo, al tiempo que amenazó a López. "Si se pasa, Iris Varela le tiene lista una celda; le sale Tocorón". Ante las aglomeraciones, Maduro pidió "calma" a sus seguidores, movilizados para hacer compras cuando falta un mes de cruciales elecciones municipales.


Larga espera

A las puertas de una tienda del este de Caracas, Ana García, gerente comercial, lleva dos horas haciendo fila para entrar en grupos de 10 al establecimiento, custodiado permanentemente por dos policías.

"La medida de Maduro es buena para nosotros, pero supongo que mala para el empresario. Si de verdad los propietarios de las tiendas importan sus productos a dólar oficial (6,30 bolívares) y lo venden calculándolos al negro (más de ocho veces más), se están burlando del pueblo", explica García a AFP, mientras varios compradores salen con televisores plasmas, microondas y lavadoras, rebajados a más de la mitad de su precio original.

Los empresarios se quejan de que no reciben suficientes dólares del gobierno y que se ven obligados a adquirir divisas en el mercado negro para importar sus productos, lo que elevaría los precios.

"Esto es un saqueo legal", gritaba en una tienda de Caracas otro comprador, que acababa de hacerse con un televisor por 18.000 bolívares, que antes de este fin de semana costaba 37.000 bolívares.

El Gobierno también detalló un mecanismo para que las tiendas que incurrieron en sobreprecios devuelvan a consumidores el excedente y el presidente emplazó a aquellos comercios que cerraron "por inventario" sus puertas a que reabran a más tardar al mediodía del martes.

AFP

Comentarios