Buscar en Infobae

Negocios jueves 19 de septiembre 2013

Los resorts para millonarios de la Cuba de los Castro

Marinas para yates de hasta 150 m de eslora, casas y servicios de lujo financiados por el gobierno comunista se contraponen con los salarios de 22 dólares al mes para los cubanos

jueves 19 de septiembre 201313:01
Crédito:

La dictadura cubana de los hermanos Castro mantiene vigente su socialismo soviético mientras promueve a la isla para convertirla en el “mayor referente mundial del turismo de lujo”. Dos grandes proyectos se promocionan para turistas propietarios de grandes yates y del más alto poder adquisitivo internacional.

La paradoja del socialismo que los Castro exportan hacia Venezuela bajo el rótulo de “socialismo del Siglo XXI” se contrapone con el desarrollo de emprendimientos que contemplan hasta 7 canchas de golf de 18 hoyos, 2.500 viviendas de lujo destinadas para que sean adquiridas por turistas extranjeros, quienes no tendrán nada que temer por eventuales expropiaciones ni deberán padecer el sistema cubano donde sólo se puede vivir en el lugar que el Estado le asigna o autoriza. .

“Durante los años 70, en el hotel Habana Hilton, una huésped era la hermana del Che Guevara. Ya a Cuba no le interesa tener de huéspedes ni a guerrilleras ni a familiares de guerrilleros, les interesa tener inversionistas”, asegura Alejandro Armengol, columnista del periódico El Nuevo Herald, de Miami.

Meses atrás, algunos medios opositores destacaron la puesta en marcha de “Marina Gaviota”, la más grande del Caribe, ubicada en la península de Varadero, en el extremo más cercano a la costa de La Florida (EEUU).

      Marina Gaviota, el lujoso puerto de Cuba
El emprendimiento de lujo cuenta con una inversión cercana a u$s1.000 millones


La marina de lujo fue financiada por el gobierno de la Isla, que ha facilitado la infraestructura y la construcción de 1000 amarras para yates de hasta 150 metros de eslora, así como áreas de paseo, un pueblo turístico y unos kilómetros de paradisíacas playas sobre el Caribe. El gobierno cubano construye allí 200 casas de lujo para los turistas de alto poder adquisitivo.

El hotel de 5 estrellas donde ya se pueden alojar los turistas bajo la fórmula “all inclusive” lo construyó y gestiona un grupo francés. El costo del proyecto está estimado entre los 800 y 1000 millones de dólares.

Según el informe presentado por CNN Latino, en el lado opuesto de la isla, otro proyecto de lujo promete convertirse en el mayor emprendimiento turístico de Cuba. Se trata de la construcción de “Punta Colorada Golf & Marina Cuba”.

Con 4.000 hectáreas y 16 kms de playas caribeñas, el proyecto incluirá la construcción de 20.000 apartamentos de lujo, cinco hoteles y siete campos de golf de 18 hoyos. Los dos puertos deportivos tendrán capacidad para 1.400 embarcaciones que podrán llegar desde cualquier punto, excepto desde EEUU, puesto que hay veda para los ciudadanos de ese país a raíz del bloqueo.

El proyecto de Punta Colorada incluirá un puerto para la recepción de los lujosos cruceros que navegan el Mar Caribe.

      Punta Colorada Golf, el lujoso emprendimiento en Cuba


En el informe presentado en CNN, queda en evidencia que los cubanos de a pie no podrán acceder ni a los hoteles o las viviendas de lujo, pero sí algunos de los millonarios cubanos que forman parte de la alta dirigencia del Partido que gobierna Cuba desde hace más de 50 años.

Los medios cubanos omiten la información sobre estos emprendimientos y se limitan a destacar la puesta en marcha de nuevos espacios turísticos pensados para un público internacional.

Con este tipo de inversiones, fundamentalmente de grupos españoles, canadienses, franceses y brasileños, el gobierno de los Castro encuentra alternativas para la creación de empleos ante un Estado quebrado.

El sistema de contratación de los trabajadores para estos mega proyectos contempla un mecanismo especial, ya que los inversores privados acuerdan con el gobierno, y éste se encarga de traer y pagar a los trabajadores, lo que quiere decir que el capital privado que llega a la isla queda en manos del gobierno, mientras que los trabajadores siguen recibiendo salarios insignificantes.  

Los datos oficiales de la Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba confirman que el ingreso mensual de los cubanos ronda los u$s22, y el sector de la construcción está entre los mejor remunerados, ya que alcanza un salario promedio de u$s27 mensuales.

“Podemos hablar de una apertura a la inversión extranjera en Cuba, una apertura que podríamos llamar económica, pero la política es intocable”, asegura el Teniente Coronel Retirado Juan Reynaldo Sánchez, ex escolta de Fidel Castro.



 

Comentarios