Tecnojueves 11 de julio 2013

Las 4 adicciones tecnológicas de los jóvenes

Nacer rodeados de todo tipo de dispositivos naturaliza su existencia. Tanto que no pueden vivir sin ellos y dejan de lado actividades que antes eran vitales

Crédito:

"Las nuevas tecnologías han provocado un cambio muy importante en la vida de las personas y en el funcionamiento de la sociedad, pues su utilización afecta a ámbitos muy variados (…). Son omnipresentes, se han introducido prácticamente en todos los hogares y ámbitos laborales, incluso acompañan todo el día a la persona, exigen atención y dedicación casi en exclusiva", sostiene la investigación "Menores y nuevas tecnologías: ¿uso o abuso?", realizada por los psicólogos Silvia Villadangos, de la Asociación Protégeles, y Francisco J. Labrador, dela Universidad Complutense de Madrid.

"Esta dedicación tan importante en tiempo y atención también está presente en el uso que los menores hacen de ellas -continúa-. Esto ha generado una gran alarma, en especial entre padres y educadores, al constatar que muchos menores han disminuido otras actividades (estudiar, leer, salir con amigos, hacer deporte…), consideradas tradicionalmente muy positivas, para dedicar más tiempo a las nuevas tecnologías".

Según una encuesta realizada en España, de la que da cuenta la investigación, el 28 por ciento de los niños reconoce una disminución en el tiempo de estudio, el 21 por ciento de estar con la familia, y el 15 por ciento de salir con los amigos.

A primera vista, el panorama no parecería tan preocupante en México, donde la Encuesta Nacional de Juventud 2010, realizada entre jóvenes de 12 a 29 años, revela que la principal actividad que realizan en su tiempo libre es reunirse con amigos. Concita el 22,2 por ciento de las respuestas, contra un 12,9 por ciento de la que le sigue, ver televisión.

Sin embargo, si se une esta última respuesta con "conectarme a internet" y "jugar videojuegos", terminan sumando 20,6 por ciento, apenas por debajo del encuentro con las amistades.

 

 

Adicción 1: la televisión

Los niños de entre 4 y 12 años pasan 960 horas al año en el colegio. Prácticamente la misma cantidad de tiempo las pasan frente al televisor, según un estudio de la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios.

Además, el 50 por ciento de los jóvenes de entre 10 y 19 años pasa más de dos horas al día viendo la televisión.

 

 

Adicción 2: los dispositivos móviles

El Informe Humano de Desarrollo 2006 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) revela que un 52 por ciento de los chicos chilenos de entre 14 y 17 años envía mensajes de texto de manera habitual, mientras que un 59 por ciento los recibe.

Un estudio más reciente de Terra Networks Chile S.A. muestra que en poco tiempo el número escaló hasta el 88 por ciento de los jóvenes.

"Para cualquier preadolescente tener su primer móvil constituye un paso importante que simboliza 'hacerse mayor'; un rito contemporáneo de transición entre la infancia y la etapa preadolescente, preludio de la adolescencia. Desde la mirada de niños/as y adolescentes, la persona que posee un móvil tiene una herramienta que le ofrece entidad propia, libertad, autonomía, estatus, intimidad. En definitiva, podemos decir que las tecnologías no median meramente la comunicación entre sujetos, sino que además operan en los procesos por los cuales se va definiendo la identidad en la relación con otros", sostiene un informe de la organización Save the Children titulado "La tecnología en la preadolescencia y adolescencia: usos, riesgos y propuestas desde los y las protagonistas", realizado con la coordinación de la psicóloga Liliana Orjuela López.

La consecuencia de un uso tan extendido de los celulares, que incluso sobrepasa la necesidad de comunicarse y se convierte en una instancia clave para la conformación de la identidad, es la adquisición de una dependencia creciente. Según el informe "Seguridad infantil y costumbres de los menores en la telefonía móvil", el 38 por ciento de los menores españoles afirma sentirse mal cuando se ve obligado a prescindir de su celular, el 25 por ciento reconoce tener un gasto con el teléfono que considera excesivo, y el 11 por ciento reconoce haber llegado a mentir, engañar e incluso robar dinero a sus padres para recargar el saldo.

Adicción 3: internet

Mientras que un 29 por ciento de las personas mayores de 18 años usa habitualmente internet, en los adolescentes de entre 14 y 17 años esa cifra alcanza al 72 por ciento, según indica el informe del PNUD para Chile.

Buscar información para realizar los deberes escolares, ver videos, chatear, utilizar las redes sociales o sencillamente navegar sin rumbo definido aparecen entre las actividades que más realizan los jóvenes en la red.



Adicción 4: los videojuegos

Son una de las principales fuentes de adicción entre los niños más pequeños, ya que en muchos casos se vuelve su primera fuente de entretenimiento.

Según el "Estudio de Hábitos y Usos de los Videojuegos" que realizó la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento en 2006, el 77 por ciento de los niños de 11 a 13 años son jugadores habituales de videojuegos. La mayoría a través de las diferentes consolas existentes, aunque muchos también por medio de la computadora y de lo teléfonos móviles.

El estudio señala además que los videojuegos constituyen el 54 por ciento del total del ocio audiovisual de jóvenes y adolescentes, por delante del cine, la música y las películas en DVD.

Comentarios