Mundolunes 11 de marzo 2013

"Si es necesario vamos a empuñar las armas para defender la revolución”

El presidente encargado Nicolas Maduro oficializó su candidatura ante el CNE. "No soy Chávez, pero soy su hijo", afirmó y exclamó: "Por el comandante ni un minuto de silencio, un millón de años de lucha"


     

Si es necesario vamos a empuñar las armas para defender la revolución del comandante Chávez”, afirmó Maduro en su primer acto minutos después de inscribir su candidatura. “Todos somos Chávez, obreros de la Patria, ¡Chávez por siempre!”, exclamó.

“El presidente Chávez fue el hombre más atacado suciamente, vilipendiado de toda la historia política de nuestra patria, de nuestra región y no exageramos, creo yo, si dijéramos del mundo”, agregó.

“Ellos (la oposición) han dicho que nosotros no le hemos guardado un minuto de silencio al comandante Chávez y le decimos que respeten porque el pueblo tiene su corazón compungido de dolor, el más grande que cualquier pudiera imaginar”, dijo.

Asimismo, comentó que “por el comandante Chávez ni un minuto de silencio sino un millón de siglos de batallas”.

     

Dios perdónalos porque ellos con su odio no saben el daño que le hacen a su Patria. Pero que no se confundan, una cosa es nuestro amor y nuestro perdón cristiano que pone de un lado la mentira y el odio y otra cosa es que crean que nuestro pueblo por dolor se va a rendir en sus lagrimas”.

“Nadie callara al pueblo de Venezuela, nadie callara al corazón latiente de una Patria que esta despierta. Por el comandante Chávez ni un minuto de silencio, un millón de años de lucha. Ellos quieren que el pueblo se deprima, que el pueblo deje caer las banderas de Chávez”, advirtió Maduro.

La inscripción ante el CNE

Si bien la campaña electoral se inicia oficialmente el 2 de abril, la inscripción de Maduro se convirtió en un acto político de grandes dimensiones. El oficialismo había organizado para la ocasión una gran marcha que reunió a miles de seguidores a las puertas del CNE, pese al luto decretado por el gobierno ante la muerte del presidente Chávez.

“Aquí vengo hoy pidiéndole a Dios su bendición y a nuestro Padre Libertador todas sus luces y a nuestro líder revolucionario Hugo Chávez que me de fuerzas, que me de sabiduría y que me permita cumplir la orden que él me instruyó aquella noche de 8 de diciembre de 2012. Ese día le dijo a nuestro pueblo que si algo sucedía con su vida aquí en a tierra nosotros tomáramos su bandera y su causa y siguiéramos la batalla victoriosa”, dijo Maduro.

“No soy Chávez, pero soy su hijo. Aquí vengo a entregar el mismo Programa de la Patria que Chávez entregó hace 9 meses”, cuando se inscribió como candidato presidencial para los comicios que finalmente ganaría en octubre.

     

Vamos hacia una campaña electoral en paz, a nuestro pueblo le pedimos paz. Que nadie inocule el odio. Ya lo dijimos ante el cadáver de nuestro comandante Chávez, el hombre más injuriado de la historia", se quejó Maduro, en alusión a la oposición.

"No importa, nosotros los perdonamos, porque el comandante jamás odio a nadie. Les pedimos que rectifiquen su odio. Nunca nos podrán llevar por el camino del enfrentamiento”, djo Maduro.

“Entrego el plan de gobierno con las lágrimas, con el dolor, pero también con la esperanza de un pueblo que despertó. Hago entrega del Programa de la Patria que cumpliremos de 2013 a 2019”, agregó

      Embed

      Embed

Maduro de 50 años, quien tomó juramento el viernes, fue elegido candidato por el propio líder bolivariano, quien murió a los 58 años el martes 5 de marzo, casi tres meses después de pedir a sus seguidores votarlo en caso de que él no superara la cirugía a la que fue sometido.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ofreció la representación opositora al gobernador Henrique Capriles, quien aceptó ser su candidato, y oficializará su aspiración esta tarde. 

La oficialización de ambas aspiraciones se produce en un clima de máxima tensión política. El domingo por la noche, ambos candidatos se dirigieron a los venezolanos con fuertes discursos y acusaron a su rival. 

Comentarios