Mundomiércoles 06 de febrero 2013

Contra la inflación, Brasil elimina impuestos

El alza de precios, que en 2012 cerró en 5,8%, se estaría acelerando. La mandataria anunció una serie de medidas para contener los aumentos y garantizar el crecimiento

Crédito: Agencia Brasil

El gobierno brasileño planea eliminar todos los impuestos federales sobre los alimentos básicos, anunció ayer la presidenta Dilma Rousseff, ampliando una serie de exenciones tributarias que apuntan a contener la inflación.

Rousseff dijo en un programa radial que los impuestos federales ya habían sido eliminados para el arroz y los frijoles -la comida básica de los trabajadores del país- pero que otros alimentos también serán liberados del pago de impuestos.

"Esos impuestos deben ser eliminados, especialmente los de la canasta básica de alimentos", dijo Rousseff en una estación de radio en el estado de Paraná.

Las rebajas y exenciones de impuestos han sido una herramienta primordial del equipo económico de Rousseff para avivar el estancado crecimiento económico y para controlar la inflación.

Los economistas dicen que la inflación se está acelerando, luego de cerrar el 2012 en un 5,8 por ciento. Rousseff dijo que su administración actualizará una lista de 13 alimentos en la canasta de productos considerados esenciales para que una familia brasileña viva un mes, que no ha sido modificada por años.

Además del arroz y los porotos, la canasta incluye pan, manteca, carne, leche, café, azúcar, aceite, papas, tomates, bananas y harina de mandioca.

"Como la ley de canasta básica es tan antigua, estamos actualizando la lista de productos para que podamos eliminar todos los impuestos federales sobre ellos", dijo la mandataria.

Rousseff agregó que aún no había podido convencer a los gobiernos estatales de unirse a la medida y de abandonar sus propios impuestos locales adicionales sobre los alimentos básicos, pero lo hará en los próximos días. 

Reuters

Comentá