163
163


Los militares iraníes simularon el cierre de Ormuz y destruyeron exitosamente los blancos programados con los misiles de producción propia Qader (tierra-mar) y Nour (tierra-tierra). Según informó el portal RT, los artefactos son capaces de acertar blancos a una distancia de unos 200 kilómetros, mientras que un misil de largo alcance tiene una distancia máxima de unos 13.000 kilómetros, según la clasificación internacional. Con lo cual, la mayoría de los expertos califica los dos complejos como misiles de corto alcance, aquellos que pueden llegar a una distancia de entre 150 y 800 kilómetros.

El comandante naval Habibollah Sayyari informó que las maniobras finalizarán este miércoles y también se desarrollarán en el golfo de Omán y en el norte del océano Indico, según consignó la agencia oficial de noticias iraní IRNA.

La intención de las maniobras, según Sayyari, es la de demostrar la "capacidad militar de las Fuerzas Armadas" y enviar un mensaje de paz y amistad a los países vecinos.

El portal de noticias RT detalla que la flota que participa en las maniobras incluyedistintas clases de submarinos pesados y ligeros, barcos de apoyo logístico, naves y fragatas de misiles, así como destructores Alborz y Sabalan.

Durante las últimas maniobras, Velayat 90, celebradas en diciembre de 2011, la Marina de guerra probó con éxito su primer misil antirradar de desarrollo nacional: Mehrab ('altar').

Buena parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, cree que estas maniobras son una exhibición de fuerza de la Armada iraní, que advirtió en reiteradas oportunidades que bloqueará el estrecho si continúan las sanciones económicas que pesan sobre la República Islámica.