Sociedadviernes 21 de diciembre 2012

Rosario: 2 muertos en medio de los saqueos

Se trata de un hombre y una mujer. Ocurrió en medio de los robos en Rosario y en Villa Gobernador Gálvez. Hay 137 detenidos y 7 policías heridos. El gobierno local habla de "instigadores" y pidió que envíen gendarmes

Según confirmaron a Infobae, una mujer y un hombre murieron en las últimas horas cuando se registraban saqueos en la ciudad de Rosario.

Se trata de una mujer de entre 35 y 40 años, identificada como Carina Paz, y de un hombre que recibió un disparo en el pecho, reportó la Policía de Rosario.

La mujer recibió un corte con un elemento punzante cuando intentaba ingresar junto a un grupo de personas a un supermercado ubicado en la intersección de las calles Cantaruti y España. 

El hecho se produjo en medio de un clima de tensión que incluyó al menos 25 ataques a comercios, en donde tomaron por la fuerza supermercados, mueblerías y distintos tipos de negocio con fines de robo, según reproduce el portal Rosario3.com

Uno de los grupos que protagonizaron los saqueos llegó incluso a prender fuego el inmueble, luego de llevarse toda la mercadería del súper chino ubicado en Doctor Rivas al 3400. 

En tanto, un muchacho de entre 25 y 30 años sufrió una herida de bala en un hecho similar en Quintana y Avellaneda, y falleció en el Hospital Roque Sáenz Peña, agrega el diario local.

El secretario de Seguridad de Rosario, Matías Drivet, confirmó las dos personas fallecidas y agregó que otras tres resultaron heridas con arma de fuego, de las cuales "dos están internadas en grave estado"

Asimismo, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto, denunció “instigadores” en los saqueos. "Hubo actores y autores que no tienen nada que ver con problemas sociales", enfatizó el funcionario, quien aseguró que "en su mayoría" los grupos de personas que participaron de los robos se llevaban "bebidas alcohólicas".

El funcionario de la gestión del socialista Antonio Bonfatti se pronunció durante una conferencia de prensa a favor de "identificar los responsables". 

"Parecía la Franja de Gaza"

Así definió el secretario de Gobierno de la localidad de Villa Gobernador Gálvez, Diego Garabano, el panorama que se vivió desde ayer a las 17 hasta esta madrugada, el que incluyó el saqueo de siete supermercados.

      Embed

Según comentó el funcionario, "el día martes comenzó a llover mucho en toda la región sur de Santa Fe, lo que provocó inundaciones, gente evacuada y que había que asistir; y producto de este problema climático, aparecieron los oportunistas de siempre que, agitando a otras personas, terminaron saqueando comercios, que en nuestra ciudad fueron 7 supermercados".

"Cuando el tema se empezó a alborotar, salimos a la calle –señaló–; hubo momentos en los cuales íbamos a la puerta de los supermercados para calmarlos, pero encontrábamos a 600 personas y un solo móvil de la policía con cuatro personas, la situación era realmente difícil".

En declaraciones a Radio Mitre, Garabano explicó que las autoridades se comunicaron con el secretario de Seguridad provincial para “advertirle sobre los rumores que había y media hora después comenzaron los movimientos en la calle, pero los refuerzos no habían llegado".

El funcionario explicó: "Quince minutos después fue el primer ingreso a uno de los supermercado y de ahí en adelante hasta la 1 de la mañana de hoy tuvimos una seguidilla de saqueos"

Luego de casi cinco horas, llegaron los refuerzos: “Recién a las 10 de la noche, desde las 5 de la tarde cuando comenzaron los saqueos; fue un desmadre general en la ciudad que realmente parecía la Franja de Gaza", comentó Garabano.

"Hay mucha indignación (…), se podía ver a una Eco Sport que se llevaba un cajón de cerveza, la gente que se afanaba los freezer, cuestiones que son indignantes (…). Muchos de los supermercados son familiares, no son grandes condenas comerciales (…). Ver vecinos robándoles a vecinos fue muy triste", afirmó.  

      Embed

El funcionario agregó que durante toda la noche se escucharon disparos y había muchos comerciantes que entraron en pánico y cerraron sus locales.

"Lo que pudo parar un poco esto fue que en el último supermercado en el que entraron se pudieron arrestar 14 personas", expresó. "Fue una señal, una advertencia para la gente (…), pero ello llevó ahora a que los familiares de esas personas estén quemando cubiertas en el lugar donde fueron detenidas (…), es todo una cadena donde nunca se termina y la preocupación sigue", afirmó.

El funcionario habló de la falta de instrumentos para hacer frente a una situación de desmadre. "Ayer no alcanzó la Policía; quedó claro cuál fue la ‘victoria’ de un bando y la derrota del otro", admitió. "La mitad de los móviles que hay en la ciudad están cuidando a las personas que fueron detenidas y a sus familiares que piden que se los libere", concluyó resignado.

Comentá