Políticamiércoles 12 de diciembre 2012

Congreso hondureño da "golpe técnico" a la Corte

La oposición a Porfirio Lobo consideró un "atropello" la destitución de cuatro jueces que habían declarado inconstitucional una ley. El Ejército cercó el Parlamento

Crédito: EFE

Los legisladores hondureños destituyeron la madrugada de este miércoles a cuatro de los cinco magistrados que integran la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, tras una larga sesión que comenzó el martes.

Los jueces depuestos son José Francisco Ruiz Gaekel, Rosalinda Cruz Sequeira, Gustavo Enrique Bustillo Palma y Antonio Gutiérrez Navas, que habían sido propuestos por el opositor Partido Liberal, según destaca el diario El Heraldo de Honduras.

La decisión del Parlamento fue tomada dos semanas después de que la Corte declarara inconstitucional una nueva legislación que apuntaba a la depuración de la Policía Nacional. Hace sólo dos días, el Congreso había resuelto investigar la conducta administrativa de los miembros de la Sala de lo Constitucional.

El fallo de la Sala, del 27 de noviembre pasado, causó el malestar del presidente hondureño, Porfirio Lobo, quien criticó a los magistrados que frenaron la ley de pruebas de confianzas orientadas a sanear una policía salpicada por el crimen y otros hechos delictivos.

Tras un receso de más de siete horas, los diputados aprobaron la destitución a las 4:00, hora local, con el voto a favor de 97 de los 128 legisladores que integran el Congreso, mientras que los 31 restantes lo hicieron en contra.

Durante la sesión, se vivieron momentos tensos. Según El Heraldo, una decena de efectivos de las Fuerzas Armadas de Honduras se habían ubicado en los bajos del Palacio Legislativo y en sus alrededores.

Desde la oposición, aseguraron que se trata de un “golpe técnico” contra el Poder Judicial e incluso lo compararon con el golpe de Estado hecho en 2009 contra el presidente hondureño Manuel Zelaya.

El diputado German Leitzelar, del minoritario Partido Innovación y Unidad-Socialdemócrata, sostuvo que fue “un error” la decisión del Poder Legislativo e indicó que se debería haber investigado al presidente de la Corte Suprema, Jorge Rivera, porque “él es su administrador, mientras que el resto de los magistrados dictan sentencias”.

Por su parte, el jefe de la bancada del Partido Liberal, José Alfredo Saavedra, lamentó el "mal mensaje" que se está dando a la comunidad internacional, porque el Parlamento "está violentando la independencia de Poderes" del Estado. “No tiene estas atribuciones el Congreso Nacional de aprobar o improbar las sentencias emitidas por la Corte Suprema de Justicia”, añadió.

El Parlamento hondureño también aprobó la Ley de Mecanismos de Participación Ciudadana, una normativa que regulará las figuras del plebiscito y referéndum, ambas establecidas en la Constitución, pero que no habían sido reglamentadas.


Comentarios