Políticalunes 19 de noviembre 2012

Cuba acoge a las FARC con todo el lujo

Aunque el hospedaje se mantiene en secreto, medios colombianos aseguran que se trata de una residencia cinco estrellas. Allí se alojaron el Papa y Hugo Chávez

Crédito: EFE

En el marco de las negociaciones por la paz, los delegados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llegaron el domingo a La Habana, Cuba, donde permanecen en un condominio privado con los mayores lujos, según notificaron distintos medios de comunicación colombiano.

De acuerdo con Radio Caracol, las viviendas en las que se hospedan cuentan con múltiples servicios domésticos, como chef, servicio de bufete, piscina, comunicaciones y un helipuerto. Estaría en una zona altamente vigilada y rodeada de palmeras y abundante vegetación que impiden la vista del lugar desde afuera. Los alrededores estarían electrificados.

El mismo portal arriesga que se trataría del Country Club. El periódico El Tiempo precisa que es El Laguito, ubicado en los alrededores del Palacio de Convenciones, donde se llevarán a cabo las mesas de diálogo por la paz. Los guerrilleros compartirían el mismo lugar en el que se albergan los delegados del Gobierno de Juan Manuel Santos, aunque en zonas separadas.

En el Country Club, barrio residencial con un lago artificial que pertenecía a la aristocracia cubana, se alojaron el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, durante sus tratamientos contra el cáncer y el Papa Benedicto XVI cuando visitó este año a la isla. También vivieron en ese sitio Gabriel García Márquez, Julio Iglesias y Silvio Rodríguez, invitados personalmente por Fidel Castro.

La nueva ronda de diálogo por el fin del conflicto armado en Colombia comenzará formalmente este martes 20 de noviembre. El tema central de discusión será el desarrollo agrario integral.

Los puntos claves que serán desarrollados durante las negociaciones por la paz serán, además de la situación agraria, la participación política, el acceso a medios de comunicación, el fin del conflicto, el resarcimiento de las víctimas y la solución al problema de las drogas ilícitas. El primer encuentro fue en octubre pasado en Oslo, capital de Noruega.

Comentarios