Políticamartes 26 de junio 2012

La Gendarmería Nacional dejará de intervenir en los conflictos provinciales

"Los jueces van a tener que procesarme a mí, porque no voy a permitir que ningún gendarme resuelva un conflicto del que es responsable el gobierno local", adelantó Cristina Kirchner tras el choque de ayer

La presidente Cristina Kirchner decretó ayer duelo nacional por la muerte de ocho gendarmes que habían sido enviados a Chubut para solucionar un conflicto sindical en un yacimiento, y aseguró que el objetivo de esta situación fue de "desestabilización".

En un acto en Casa de Gobierno, la mandataria dijo que el accidente en el que murieron los efectivos "es una desgracia que enluta a todos los argentinos", y explicó que "era la policía de la provincia y no la Gendarmería Nacional la que tenía que estar allí".

Agregó que el conflicto en el yacimiento responde a "un entrelazamiento de intereses sindicales, políticos y de bandas", que lo que buscó es que "entrara la Gendarmería a sangre y fuego", con un claro objetivo de "desestabilizar a las instituciones".

Cristina Kirchner continuó y señaló que "los uniformados ganan la cuarta parte de los que realizan la toma". En este sentido, comunicó que "no se someterá más a la Gendarmería Nacional a situaciones que son responsabilidad de las provincias".

De esta manera, la Presidente le endilgó el accidente a la "actitud injusta" de los que protagonizaron la protesta en un yacimiento petrolero del sur del país, del que regresaban a base los gendarmes en el momento en el que dos de los colectivos que los transportaban chocaron con un camión.

"Algún sector político y gremial quiere que haya violencia, los veo actuar y amenazar, no me queda ninguna duda", insistió la mandataria, y advirtió: "Los jueces van a tener que procesarme a mí, porque no voy a permitir que ningún gendarme tenga que resolver un conflicto del que es responsable el gobierno provincial".

En el acto, Cristina Kirchner también dio la lista del personal fallecido del Destacamento Móvil II de Rosario: "Sargento ayudante Néstor Raúl Posse, sargento ayudante Valdez Idilfo, cabo primero Héctor Mareco, cabo Luis Roberto Ojeda, gendarme José Ricardo Bodrón, gendarme Martín Javier Delgado, gendarme Lias Jacobo García, gendarme Federico Ismael Milka".

En este sentido, la mandataria también expresó sus condolencias a los familiares de "quienes no piensan en sí mismos sino en los demás", y mencionó que "el gendarme Bordón ganaba 4.100 pesos, el gendarme Delgado 2.800 pesos, el gendarme García 3.707 y el gendarme Milka ganaba 2.991 pesos".

Además, luego de nombrar uno a uno a los efectivos muertos en ese choque de ruta en Comodoro Rivadavia, la Presidente anunció que dispuso "que no haya personal de seguridad" mañana durante la movilización que hará la CGT hacia Plaza de Mayo, con excepción de los agentes que custodiarán la Casa de Gobierno. Argumentó que tomó esa medida para preservar a los policías, que en ocasiones son "insultados y escupidos" en este tipo de protestas (ver nota relacionada).