Sociedadmiércoles 14 de marzo 2012

Quemacoches: así actúa la banda que ataca por placer los autos de la Ciudad

En las últimas horas volvieron a aparecer dos automóviles incinerados, por lo que ya son 51 los vehículos quemados en Capital Federal. En esta nota, el detalle de quiénes y cómo incendian los autos; cuáles son las zonas más expuestas; y el reclamo para encontrar una solución que frene los atentados

Crédito: Reuters

La situación es preocupante porque la cifra ya supera largamente la estadística de 2011: el año pasado la cantidad de hechos registrados en la vía pública no había superado los 40.

El último ataque incendiario a un auto estacionado se produjo hoy en la intersección de Warnes y Dorrego (Villa Crespo), donde un vehículo apareció incinerado de la misma manera que los 50 anteriores.

El modus operandi de los agresores es siempre el mismo: atacan por la madrugada; si la zona es tranquila, incluso lo hacen en horas del mediodía; siempre de manera rápida y sin dejar huellas.

Para perpetrar los atentados suelen utilizar alcohol fino, con el que bañan las carrocerías y luego propagan el fuego. La otra opción es mediante bombas molotov que arrojan debajo del motor, lo que produce una inmediata explosión. 

Esta semana, un grupo de tendencia anarquista llamado "Liberación de la Tierra" se hizo cargo y reivindicó los atentados contra vehículos particulares. Pero Infobae.com pudo saber que son al menos tres las agrupaciones (todas promotoras del anarquismo) que están detrás de los atentados.

Los barrios más expuestos a estos ataques son: Villa del Parque; Villa Ortúzar; Villa Devoto; Villa Urquiza. Por eso, la gente de la ONG Defendamos Buenos Aires pide que la Policía Metropolitana refuerce la vigilancia en estas zonas de la Ciudad.

En diálogo con Infobae.com, Javier Miglino, titular de la ONG mencionada, expresó su preocupación porque "la Justicia no ha detenido todavía a ningún responsable". Y añadió que "la gente de la Ciudad duerme con un ojo abierto, ante el temor de sufrir en carne propia el ataque de los 'quemacoches'".

En el mismo sentido, Miglino contó: "Recibimos más de 6.200 correos electrónicos de vecinos de las zonas afectadas, que nos cuentan que esta situación no los deja dormir y por eso llaman permanentemente al 911".

Para encontrar una solución, la gente de la ONG envió un petitorio al ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, quien se comprometió a recibirlos entre mañana y pasado.

Mientras tanto, los grupos que se atribuyen los atentados explican que su objetivo es "la destrucción de los coches y las propiedades de los burgueses. (...) Todos creen y están seguros de que todo sigue igual, pero hay individuos que estamos hartos". Y prometen expandir los ataques a varios barrios de la Ciudad.