Mundojueves 24 de junio 2010

Accidente ferroviario en España, el más grave desde 2003

El hecho ocurrió anoche cuando un grupo de jóvenes fue arrollado por un tren en la estación de Castelldefels Platja, Barcelona, cuando se disponía a celebrar la verbena de San Juan. Hay 12 muertos y 17 heridos

Al menos 12 jóvenes fallecieron anoche y otros 17 resultaron heridos al ser atropellados por un tren cuando cruzaban las vías para ir a una fiesta en la playa, en una estación de la costa noreste de España, dijeron las autoridades.

Los jóvenes acababan de bajarse de un tren que había llegado a Castelldefels, cerca de Barcelona, casi a la medianoche de ayer, para ir a una fiesta nocturna en la playa por el inicio del verano boreal.

En lugar de salir de la estación por un paso subterráneo, unos 30 de ellos lo hicieron por las vías, dijeron testigos.

En cuestión de segundos, los jóvenes fueron arrollados por un tren suburbano que venía a la distancia pero a gran velocidad y no tenía previsto parar en la estación.

El más grave desde 2003
El 3 de junio de 2003, 19 personas que viajaban en un Talgo que cubría la línea entre Madrid y Cartagena murieron tras chocar con otro tren de mercancías en Chinchilla. Una cincuenta de personas resultaron heridas como consecuencia del impacto entre ambos trenes.

El 21 de agosto de 2006, siete personas murieron en un accidente de ferrocarril registrado en la localidad palentina de Villada. Además, otras 95 personas resultaron heridas.

Otro de los accidentes más grave ocurrió en Pamplona en marzo de 1997. En esta ocasión, 18 personas murieron y 94 resultaron heridas tras descarrilar un tren en la capital de Navarra.

En agosto de 1993, doce personas fallecieron tras chocar un tren de pasajeros y otro de mercancías dentro de un túnel de la localidad asturiana de Vega de Anzo.

A estas tragedias habría que sumar por su gravedad la que ocurrió en junio de 2006 en Valencia, cuando el descarrilamiento de un convoy de en la red de MetroValencia se saldó con 43 víctimas mortales y 47 personas heridas.

En Europa, el accidente ferroviario con el mayor número de víctimas mortales ocurrió noviembre de 2000 en los Alpes austriacos, concretamente en la localidad de Kaprun. El incendio en un túnel atrapó un funicular que transportaba esquiadores, perdiendo la vida 155 personas.