Infobaelunes 25 de mayo 2009

Un test de silueta para adolescentes disconformes con su cuerpo

La herramienta creada por dos psicólogas españolas permite evaluar el grado de insatisfacción corporal y de distorsión de la imagen en jóvenes. "¿Qué figuras son a tu juicio normales?", una de las preguntas que deben responder los adolescentes

Crédito:
El test de Siluetas para Adolescentes (TSA) permitirá saber cuáles son los factores que hacen que a buena parte de los adolescentes no les gusta su cuerpo y la mayoría, cuando se mira al espejo, se ve más gordo de lo que es en realidad.

Así es como se sienten al menos los chicos y chicas españoles de 14 a 18 años, según se desprende de la aplicación del test en cerca de 2 mil estudiantes.

El diario El Mundo publicó que las autoras del test, Carmen Maganto y Soledad Cruz, de la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco, confirmaron que esta prueba es la primera en España de estas características ya que incluye también al sexo masculino. Su diseño "surge tras la constatación de los problemas de imagen y de trastornos de conducta alimentaria en edades cada vez más tempranas. Cuando el descontento con el cuerpo tiene niveles elevados, existe riesgo de desarrollar anorexia y bulimia", dijo la profesora Maganto.

Los trastornos alimentarios afectan a entre el 4% y el 5% de los adolescentes y jóvenes de nuestro país y a un 6% de los universitarios. "El test nace también y, sobre todo, para dotar a los profesionales de las herramientas diagnósticas útiles, válidas y fiables que logren establecer puntos de corte diferenciales entre adolescentes con preocupaciones normales sobre su cuerpo e imagen (que son algo bastante común a esas edades dado que su cuerpo está en proceso de cambio) y los que tienen un malestar que indica patología", apuntó.

El TSA superó la prueba de su validación con una muestra de 1.956 adolescentes y reveló que "hasta un 70% de las chicas distorsionaba un poco su imagen, una cifra que no es tan elevada en los chicos dado que ellos toleran mejor la obesidad en la adolescencia. Además de sencillo y rápido, dado que puede finalizarse en 15 minutos, permite evaluar también el modelo estético del sujeto y la presión social que ejercen compañeros y padres sobre el peso y el aspecto físico", remarcó Carmen Maganto.

El test
Consiste en una serie de imágenes que se acompañan de sus preguntas correspondientes. Por ejemplo: "¿Qué figuras son a tu juicio normales? ¿Cuál representa tu peso actúa?, entre otras.

En los centros educativos, el TSA está incluido dentro del llamado programa PICTA (Programa de Imagen Corporal y Trastornos de la Alimentación), que edita la editorial TEA. "Actualmente, el test se está utilizando en Servicios Públicos de Salud, por psicólogos y por Asociaciones de familiares. El programa completo lo están solicitando los centros educativos más sensibilizados con este tema, aunque todavía es poco conocido para tener una amplia difusión ya que su publicación es reciente".