NA 162
NA 162

Los nombres y apellidos que se nombran según la denuncia realizada por la Agrupación Cuerpo y Alma Riverplatense (CAR) son los de Gonzalo Higuaín, Fernando Belluschi, Augusto Fernández, Mateo Musacchio y Juan Antonio.
 
Según pudo averiguar Infobae.com, José María Aguilar se reunió, como todos los martes, en la sede del club para explicar al comité ejecutivo lo que arregló con el Daniel Passarella a futuro.
 
Algunos de ellos tienen experiencia en Europa, otros se destacan en la Primera de nuestro país y también están aquellos que cuentan con un enorme futuro en las canchas. El club de Núñez se desprendió de estos jugadores por una suma irrisoria: 13 millones de dólares.

El caso de Belluschi es quizás el más emblemático de todos. River y el Locarno suizo, que juega en la B de ese país, convinieron una triangulación en la que se establece que el club vendedor debe cederle a la entidad compradora o a otra afiliada a la FIFA un certificado de transferencia por el jugador a fines de este mes.

Un ejemplo de una operación similar fue el de Gonzalo Higuaín, que hoy juega en el Real Madrid.

La CAR, agrupación a la que pertenece el vicepresidente 1º del club Julio Macchi, le envió al presidente José María Aguilar una nota en la que se advierte que el acuerdo puede ser perjudicial debido a que el club de Núñez se hará cargo de todos los gastos que genere la operación.

Y como si fuera poco, el Locarno debe mantenerse al margen de cualquier pérdida económica.

En la cláusula 17, según la denuncia de la CAR, "River Plate será obligado a pagar al Locarno o a quien éste indique una indemnización total cuyo monto no será inferior a dólares estadounidenses 17.000.000, sin perjuicio del derecho de Locarno de reclamar a River Plate por los daños".

Para los denunciantes, podría haber un tercero en esta operación y aquí es donde suena el nombre del intermediario israelí Pinhas Sabih, de quien se sospecha es el verdadero comprador del pase.

Pero en el caso de que ante un incumplimiento contractual el perjudicado sea River, la cifra que se estipuló es muy inferior: 3.900.000 dólares.

Pero los compromisos de River siguen siendo peligrosos si se tiene en cuenta que también están incluídos en otras operaciones Augusto Fernández y los juveniles Musacchio y Antonio.

El 30 de junio del año próximo Locarno podrá pedir la cesión de los derechos federativos de los juveniles y, como si fuera poco, cambiar a cualquiera de los tres jugadores juveniles por el que prefieran, denuncia también la CAR.

El pase de Fernández fue vendido junto con el de los otros juveniles por sólo un millón de dólares.

Según la CAR, cuando este contrato se aprobó en septiembre de 2006, se invocó una cláusula de confidencialidad para no mostrarlo a la oposición.

Con este dinero, el balance cerrado el 31 de agosto del año pasado pudo mostrar un superávit. En cambio, sin esos 13 millones de dólares, el pasivo habría sido de 11 millones de pesos.

Según informó una fuente a Infobae.com "no hay ninguna reunión del presidente para explicar la venta realizada hace mucho tiempo, lo que hay es reunión del bloque oficialista como siempre los martes".

Además agregó que "la venta de los juveniles, lo que se vendió en realidad es el 30% y el cambio que pueden pedir los inversores es siempre sobre la base de una lista que entregue River y no los que ellos quieran", concluyó.