Políticajueves 09 de junio 2005

Metalúrgicos también imponen el paro a la negociación salarial

Los sindicalistas de la UOM decidieron trabajar sólo a un 50% de su capacidad. La medida de fuerza se sentirá en una veintena de fábricas

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) anunció que, a partir de hoy, los trabajadores de veinte establecimientos siderúrgicos comenzarán a ejecutar un plan de lucha en reclamo de mejoras salariales que consistirá en la retención de tareas durante una hora de cada dos.
 
En una solicitada publicada ayer en un matutino porteño, la UOM dio cuenta del "estado de alerta y movilizacion" dispuesto en todos los "establecimientos metalúrgicos cuya actividad esté comprendida en la Rama 21 Siderúrgica del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) 260/75".
 
De este modo, la medida de fuerza se llevará a cabo en una veintena de fábricas pertenecientes a los grupos Siderar, Dálmine Siderca y Acelor (ex Acindar), y en otras empresas más chicas, ubicadas en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, cuya principal actividad es la laminación de acero plano, chapa caliente y fría, acero para la construcción y tubos sin costuras.
 
Según se detalla en la solicitada, en cada uno de estos establecimientos "la jornada laboral de cada turno comenzará en el horario establecido por la patronal" pero, "transcurrida una hora de labor, todo el personal dejará de cumplimentar sus tareas, aunque sin abandonar el lugar de trabajo".
 
Pasada esta hora, continúa el texto, las actividades se reanudarán durante una hora, para luego volver a parar por igual período, siguiendo así hasta la finalización de la jornada laboral.
 
Según aclaró la UOM, las comisiones directivas de las seccionales están facultadas a adecuar "el cese general de actividad" conforme a la modalidad del establecimiento, "siempre y cuando dicha adecuación fortalezca la contundencia del paro dispuesto".
 
La medida se tomó en respuesta a la actitud del sector empleador de la Rama 21 Siderúrgica (CCT 260/75), que "se niega sistemáticamente a la negociación colectiva para la necesaria recomposición del salario básico de convenio", dice la UOM en el texto.
 
"Existe en el sector empleador una persistente actitud que busca desestabilizar a la asociación sindical representativa de los trabajadores, a través del debilitamiento de su poder de negociación, propiciada mediante la atomización de los acuerdos salariales", dice la UOM en la solicitada.
 
Finalmente, se deja sentado que la medida de fuerza se tomó tras haberse "agotado todos los esfuerzos tendientes a lograr una negociación colectiva con el sector empresario de la rama siderúrgica" en pos de una recomposición salarial.