Infobaejueves 10 de marzo 2005

Se suicidó un sobreviviente de República Cromañón

A 70 días de la tragedia de Once, un joven se quitó la vida arrojándose desde un edificio. Las víctimas fatales son ahora 194. Crecen las consultas psicológicas

Un joven de 21 años que había sobrevivido a la tragedia ocurrida en el boliche "República Cromañón" se suicidó arrojándose al vacío desde un piso 27, en un edificio del barrio porteño de Barracas.

La información, adelantada por Infobae.com, fue luego confirmada por la Policía en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas. Si bien el joven se suicidó el miércoles, se supo ayer que el muchacho, identificado como Alejo Toscano, había sobrevivido el pasado 30 de diciembre de 2004 al incendio que se registró en el boliche, en el cual murieron 193 personas.

El deceso del joven se registró el miércoles por la tarde en un edificio ubicado en el complejo Malvinas Argentinas, situado en la intersección de la avenida Montes de Oca y Rocha, en Barracas.

Según pudo establecerse, el joven le solicitó al encargado de una de las torres del lugar permiso para acceder a la terraza tras hacerse pasar por operario de una empresa de videocable.

Lo que aún desconcierta a los investigadores es el hecho de que Toscano vestía ropas de esa empresa de videocable, cuando en realidad hasta hacía pocos minutos había estado repartiendo correspondencia para la compañía de turismo y servicios en la que se desempeñaba.

El cuerpo sin vida del joven fue encontrado en la playa de estacionamiento del complejo edilicio, ante el estupor de los habitantes de la zona.

El muchacho estaba bajo tratamiento psicológico, pero no solo a consecuencia de lo ocurrido en "República Cromañón", según indicaron fuentes policiales.

Los restos del joven fueron inhumados ayer, en medio del dolor de familiares y amigos, en el cementerio de Chacarita.
 
El joven había asistido al fatal recital de Callejeros en el boliche de Once, el 30 de diciembre pasado, aunque logró salir ileso del trágico episodio. Pero, las heridas para las víctimas que estuvieron en el drama de Cromañón no son únicamente físicas.

Atención médica
A 70 días de la tragedia de Cromanón tres personas permanecen internadas en hospitales de la Ciudad, dos de ellas en centros de atención psiquiátrica, mientras que el 0800 habilitado recibió hasta ahora unas 800 consultas por parte de las víctimas.

Así lo indicaron voceros oficiales del gobierno porteño, mientras el director del Hospital Alvear, Oscar Taber, consideró en diálogo con Télam que el nivel de consultas por atención postraumática "es razonable" para la magnitud del episodio del 30 de diciembre pasado.

El médico, a cargo de una institución dedicada a la contención psicológica y psiquiátrica de las víctimas, familiares y sobrevivientes de la tragedia de Cromañón, indicó que en ese centro hay "un paciente internado".

A su vez, resaltó que hay un grupo de especialistas de 8 a 20 horas en el Hospital Alvear que atiende la demanda clínica.

Taber evitó generalizar la situación de los pacientes que reclaman atención al señalar que "las respuestas emocionales son individuales así que hay casos distintos. No se puede hacer tampoco un pronóstico generalizado", remarcó.

También reconoció que pasado el primer momento donde "se resolvió lo orgánico" ahora las víctimas comienzan a tomar conciencia del luctuoso episodio por el que transitaron y del que salieron con vida.

De todos modos, el director del Alvear enfatizó que "nuestro trabajo es hacer que paulatina y progresivamente la gente vuelva a su vida normal. Tratamos por todos los medios que no entren en cuadros de psiquiatrización".

Al ser consultado si el número de consultas crece, decrece o se mantiene, destacó que "va decreciendo" y que la demanda es la "esperable en una situación de estas características".

En cuanto a los otros internados se trata de un joven en el Hospital Militar y un menor en el centro de atención psiquiátrica Tobar García, mientras que en la fecha fue dado de alta un paciente del Hospital María Ferrer.

Según los últimos datos en la provincia de Buenos Aires no hay pacientes que permanezcan internados, constataron voceros del Same.