Un mono obeso fue puesto a dieta en Tailandia por llegar a pesar alrededor de 27 kilogramos, casi el triple del peso promedio de un macaco de cola larga de su especie.

El primate alcanzó el sobrepeso por alimentarse de comida chatarra de los turistas de Bangkok, que arrojaban los restos de sus melones dulces azucarados, batidos de leche, maíz dulce, fideos y otras comidas no aptas para animales.

El macaco salvaje es obeso por comer comida chatarra y beber gaseosa arrojada por turistas del mercado Bang Khun Thian de Bangkok (AP)
El macaco salvaje es obeso por comer comida chatarra y beber gaseosa arrojada por turistas del mercado Bang Khun Thian de Bangkok (AP)

Las autoridades fueron notificadas de la gigantesca panza que había desarrollado el mono, apodado "Uncle Fatty" o "Tío Gordo" por turistas preocupados por su salud.

"Tío Gordo", que se estima tiene entre 10 y 15 años de edad, fue rescatado por funcionarios encargados de supervisar la vida silvestre y trasladado a un centro de rehabilitación con el objetivo de reducir su peso a menos de los 10 kilogramos y prevenir un ataque al corazón o diabetes.

Viejo y sedentario, “Tío Gordo” mantenía a los monos más jóvenes a su disposición para que les trajeran comida que luego redistribuía con la comunidad
Viejo y sedentario, “Tío Gordo” mantenía a los monos más jóvenes a su disposición para que les trajeran comida que luego redistribuía con la comunidad

Ahora, un desafío que enfrenta el macaco es corregir una serie de malos hábitos que había adaptado a lo largo del tiempo. Por ejemplo, una de las tácticas del "Tío Gordo" era manipular a monos subordinados para que les traiga comida, aunque luego redistribuía parte de ella entre los macacos más jóvenes.

"Tenía subordinados y otros monos trayéndole comida, pero también la redistribuía entre los monos más jóvenes", dijo Supakarn Kaewchot, un veterinario a cargo de su nueva dieta. "Ahora se encuentra en una condición crítica donde existe un alto riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes".

Tío Gordo devoraba la comida abandonada por turistas y bebía batidos a base de leche y helado descontroladamente
Tío Gordo devoraba la comida abandonada por turistas y bebía batidos a base de leche y helado descontroladamente

"Entiendo que la gente sienta pena por los monos y quieran alimentarlos cuando los ven", agregó Supakarn. "Pero por favor no les den comida que a la gente le gusta comer como bocadillos y gaseosas. Es muy malo para su salud y el problema es totalmente responsabilidad de los humanos", advirtió.

No obstante, no todos están de acuerdo con la rehabilitación preventiva a la que fue sometida el "Tío Gordo".

El macaco permanecía mucho tiempo del día sentado y comiendo, manteniendo un estilo de vida muy sedentario
El macaco permanecía mucho tiempo del día sentado y comiendo, manteniendo un estilo de vida muy sedentario

El grupo de conservación de primates tailandeses, "Monkey Lovers" o "Amantes de los monos", insiste que el tío no está enfermo sino que es simplemente gordo, y reclaman que sea devuelto a sus amigos de la comunidad de monos en un mercado del distrito de Bang Khun Thian.

Kawinoat MongKholtechaphat, el organizador del grupo, dijo que "Tío ha engordado porque ha estado comiendo todo lo que la gente le da. No está enfermo, solo necesita ayuda. Le gusta comer y hay muchos visitantes y turistas que le dan comida todo el día".

“Tío Gordo”, un macaco salvaje obeso rescatado de los suburbios de Bangkok, en un centro de rehabilitación en Tailandia el 19 de mayo de 2017. (AP)
“Tío Gordo”, un macaco salvaje obeso rescatado de los suburbios de Bangkok, en un centro de rehabilitación en Tailandia el 19 de mayo de 2017. (AP)

Según Kawinoat, Tío Gordo cumplía un papel importante en su comunidad.

"Es un líder para lo monos más jóvenes. Les enseña cosas importantes, como sobrevivir. Ahora esta viejo y le gusta sentarse por ahí comiendo mucho. Queremos que los monos permanezcan vagabundeando libremente afuera donde son felices", agregó.

Sin embargo, el grupo de Conservación de Parques Nacionales, la Vida Silvestre y las Plantas ya ha trasladado a Tío Gordo al centro de rescate Nakhon Nayok a unos 160 kilómetros de distancia del mercado para monitorear su salud.

Ya en el centro de rehabilitación, Tío Gordo esta sometido a una dieta estricta y a rutinas diarias de ejercicio para bajar de peso (AP)
Ya en el centro de rehabilitación, Tío Gordo esta sometido a una dieta estricta y a rutinas diarias de ejercicio para bajar de peso (AP)

Allí, será sometido a una dieta estricta limitada a 400 gramos de proteína,  frutas y vegetales dos veces por día y a una rutina de ejercicio junto a otros animales para perder peso.

"Creemos que el mono está sufriendo de obesidad porque un gran número de personas van allí y lo alimentan. Probablemente está sentado por ahí comiendo en exceso", opinó Kanjana Nittaya.

La nueva dieta de Tío Gordo se limita a proteínas magras, frutas y vegetales (AP)
La nueva dieta de Tío Gordo se limita a proteínas magras, frutas y vegetales (AP)

Esperan que el macaco pueda regresar a la naturaleza, recuperado, dentro de dos meses. 

LEA MÁS: