Las armas encontradas en la vivienda de “El Cachetes” (Fiscalía Puebla)
Las armas encontradas en la vivienda de “El Cachetes” (Fiscalía Puebla)

Un empresario gasolinero fue detenido este domingo tras varios operativos de la Marina de México en lujosos barrios de Puebla (centro) por sus presuntos nexos con redes de robo y venta de combustible, informó la fiscalía local.

Puebla, a unos 120 kilómetros de Ciudad de México, es el estado más afectado por el robo de combustible de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Este delito, al alza en México y que involucra al crimen organizado, es conocida popularmente como "huachicol" y ha desatado cruentos enfrentamientos entre autoridades, bandas organizadas y miles de familias que viven de esta práctica, dejando decenas de muertos.

Desde el sábado, la Marina realiza operativos contra "huachicoleros" en zonas lujosas e incluso un campo de golf de Puebla, y este domingo detuvo al empresario identificado como "Othón N", indicó la fiscalía.

Su verdadero nombre es Othón Muñoz Bravo y es mejor conocido como "El Cachetes", informaron medios mexicanos.

"Durante los operativos se encontraron armas de diferentes calibres, vehículos blindados, celulares y sustancias similares a drogas", explicó.

Las autoridades buscan en Puebla a los dos principales líderes delincuenciales relacionados con el robo de combustible en la región, los antagónicos "Bukanas" y "El Toñin". Sin embargo, han resultado escurridizos.

Pemex, la gigantesca empresa que controla el sector energético en México, dijo a la AFP a inicios de junio que los robos le han costado unos 2.410 millones de dólares, sin precisar en qué lapso ha sufrido esta pérdida económica.

Además, el 'huachicol' ha desatado hechos violentos.

En mayo pasado, también en Puebla, cuatro militares y seis presuntos delincuentes dedicados al robo de gasolina murieron en un enfrentamiento armado.

En diciembre de 2010, una toma clandestina en un ducto de combustible desató una explosión que dejó 29 muertos en la comunidad de San Martín Texmelucan, también en Puebla.

Según cifras oficiales, el número de tomas clandestinas pasó de 2.612 en 2013 a 6.873 en el 2016. Tan sólo en el primer trimestre de este año, el gobierno había contabilizado 2.683.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: