Rubí Ibarra, la quinceañera más famosa de México, ya prepara en el estudio de grabación su primer disco como cantante del género pop grupero (que combina un género popular mexicano con música moderna), cuando su su fama viral empezaba a esfumarse.

En un breve video que difundió a través de su página de Facebook y su cuenta de YouTube reitera una decena de veces que se siente "muy nerviosa" porque tiene que poner su voz en las grabaciones para la música que va a hacer y no sabe "si va a salir bien o mal".

Rubí y su familia se hicieron famosos el año pasado cuando se viralizó un video de YouTube en el que invitaban a su fiesta de 15 años en un pueblo del estado de San Luis Potosí.

Ella y su familia despertaron furor en las redes sociales y en los medios de comunicación, gracias a lo cual en su fiesta pudo llevar vestidos de diseñador, así como recibir regalos de gobernadores y artistas. Incluso líneas aéreas utilizaron el festejo para hacerse publicidad.

Un consultor político también le ofreció asesoría a su padre para lanzarlo como candidato a algún puesto de elección popular.

Rubí recibió el ofrecimiento de la cadena Televisa para estudiar actuación en su escuela. Sin embargo, en un programa de televisión manifestó su deseo de ser cantante.

Ahora aparece más delgada, estilizada, con el cabello lacio y con un sofisticado tinte.

LEA MÁS: