Nueva invasión a Irak: huskies, labradores, rottweilers y otros perros

Aunque tanto los clérigos sunitas como los chiitas se oponen, los animales domésticos cambiaron el paisaje del país

Aunque los musulmanes consideran que son sucios, los perros se han popularizado en Irak (Ahmad al-Rubaye, APF/Getty)
Aunque los musulmanes consideran que son sucios, los perros se han popularizado en Irak (Ahmad al-Rubaye, APF/Getty)

En 2006 había cuatro veterinarios en Bagdad. Actualmente hay más de 100, según dijo a Newsweek uno de ellos, Haitham Khalil. La razón es extraña para un país donde la religión mayoritaria, el islam, considera que los perros son animales sucios: un aumento sin precedentes de la cantidad de guardianes, compañeros y detectores de explosivos de la especie canina.

Durante los años caóticos que siguieron a la invasión de los Estados Unidos en 2003, en Irak se perdió la antipatía popular por los perros, al punto que hoy en Facebook existen grupos de fanáticos de distintas razas. Acaso por influencia de los perros militares que llegaron con las tropas o acaso por los problemas de seguridad que se generaron, surgió un negocio. Un doberman, un pit bull y un pastor alemán se comenzaron a ver en el país.

Un pit bull puede costar hasta 300 dólares en un mercado de mascotas iraquí
Un pit bull puede costar hasta 300 dólares en un mercado de mascotas iraquí

Hoy los vendedores llevan desde la frontera con Turquía esas razas y otras más aptas para la simple compañía, como los labradores o los huskies, y los distribuyen en los mercados del país. "Ricos, pobres, kurdos, árabes: todo el mundo quiere un perro ahora", dijo al periodista de la revista, Peter Schwartzstein, un ex taxista que se convirtió en vendedor de cachorros.

Cuando la falta de electricidad dejaba los hogares sin luz durante 20 horas por día, los perros funcionaban como alarmas vivas en las casas de las familias con recursos. Pero cuando el Estado Islámico conquistó partes de Irak en 2014, se volvieron populares en todos los sectores sociales.

A pesar de las altas temperaturas, los huskies se volvieron populares en Irak. Un cachorro cuesta hasta 500 dólares (iStock)
A pesar de las altas temperaturas, los huskies se volvieron populares en Irak. Un cachorro cuesta hasta 500 dólares (iStock)

"Pero el amor reciente de los iraquíes por los perros no ha estado exento de problemas", según Newsweek. "Existe una oposición continua de los clérigos tanto sunitas como chiitas que han clamado contra este nuevo entusiasmo. El Corán no dice nada contra los perros, pero muchos musulmanes se guían por un hadiz, un dicho atribuido a Mahoma, que los describe como sucios".

Aunque la temperatura en Irak es casi siempre alta, los huskies se han convertido en una de las razas favoritas: sus dueños han debido instalar aire acondicionado para que pudieran vivir. Además de los veterinarios profesionales, han florecido los silvestres. Entre los instructores se destacan los que hablan otras lenguas además del árabe: "Si uno quiere que se comporten, tiene que dirigirse a ellos en inglés o en ucraniano", argumentó uno de ellos, Gharid Farik Abu Mariam.

Un problema creciente es el robo: los precios son tan altos —USD 300 por un pit bull, USD 500 por un doberman— que son objeto de delitos. Los iraquíes que adoptaron perros guardianes deben ahora cuidarlos a ellos.

LEA MÁS:

TE PUEDE INTERESAR