Se suicidó la ex representante de Rose McGowan, la actriz que inició la ola de denuncias por abuso sexual contra Harvey Weinstein

Jill Messick sufría de depresiones y estaba envuelta en la polémica como cómplice del productor de Hollywood
Jill Messick

Se suicidó Jill Messick, una veterana ejecutiva de Hollywood que fue representante de Rose McGowan cuando la actriz fue presuntamente violada por Harvey Weinstein.

Your browser doesn’t support HTML5 video

Messick, quien tenía 50 años, luchó durante años contra la depresión y recientemente se había sentido victimizada por los informes sobre su papel en ese asunto, que sus familiares aseguran inexactos en un comunicado que circula por los medios estadounidenses.

Messick, que trabajaba para Addis-Wechsler —ahora Industry Entertainment— era la representante de McGowan cuando la actriz alega haber sido violada por Weinstein en una tina caliente durante el Festival de Cine de Sundance de 1997.

A partir de su denuncia, decenas de mujeres de Hollywood acusaron al magnate de la producción cinematográfica de abuso sexual.

Rose McGowan y Harvey Weinstein durante el Festival de Cannes Film en mayo de 2005 (Foto de Pascal Le Segretain/Getty Images)

McGowan promueve actualmente unas memorias de próxima edición y es una de las más prominentes activistas del movimiento #MeToo de las redes sociales en contra del acoso sexual.

La actriz dijo al diario The New York Times en octubre pasado que Messick había arreglado el encuentro con Weinstein, que comenzó en un cuarto de hotel.

La revelación —y su nombre arrastrado a los titulares como parte de un intercambio de e-mails con Weinstein— tuvieron un efecto negativo en el ánimo de Messick, señaló su familia.

"La velocidad con que se diseminó la información conllevó falsedades sobre Jill como persona, las que no podía ni deseaba desafiar", agrega la nota. "Se convirtió en un daño colateral de una historia ya horrenda".

Harvey Weinstein y Rose McGowan en la premiere de “Grindhouse”, en 2007 (Kevin Winter/Getty Images)

Asimismo, acusa a McGowan de hacer "declaraciones difamatorias en su contra" las que Messick, madre de dos, eligió no rebatir por temor a afectar a las victimas de acoso sexual.

"Optó por no agregar leña al fuego, permitiendo que su nombre y su reputación fueran mancilladas pese a no haber hecho nada malo. Nunca eligió ser una figura pública, esa elección le fue quitada", afirma el texto.

Messick comenzó a producir películas y programas de televisión en 1999, y también trabajó como ejecutiva en Lorne Michaels Productions, de Paramount.

Sus créditos de producción incluyen She's All That, Mean Girls, Frida y filmes de acción como Masterminds.

(Con información de AFP)

LEA MÁS:

Últimas noticias

Mas Noticias