Las imágenes de la peor matanza desde el 11-S en Estados Unidos fueron tomadas por asistentes al festival de música country que fue drásticamente interrumpido por el ruido de la ametralladora de Stephen Paddock. El asesino disparó a la multitud desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay, donde había rentado una habitación.

Varios videos subidos en las redes sociales mostraron los dramáticos instantes en los que se desató el tiroteo en la noche del domingo.

En las filmaciones se escucha la música del concierto de música country y, de repente y durante varios segundos, el escalofriante ruido de un fusil automático.

En ese momento la música se detiene y se desata el pánico.

"¡Abajo, abajo!", grita uno. "¡Quédense en el suelo!", se oye decirle a otro. "¡Todavía no podemos salir!".

Decenas de personas murieron y centenares quedaron heridas, informó la policía. Así retiraban a los heridos.

LEA MÁS: