Los primeros pagos a Lozoya se habrían hecho cuando era uno de los coordinadores de campaña de Peña Nieto. (Foto: Getty)
Los primeros pagos a Lozoya se habrían hecho cuando era uno de los coordinadores de campaña de Peña Nieto. (Foto: Getty)

Un nuevo escándalo sacude a la política en México. Involucra a Petróleos Mexicanos (Pemex), la petrolera estatal, y a quien fuera uno de los hombres de confianza del presidente Enrique Peña Nieto.

Tres ejecutivos acusados en el juicio del caso Odebrecht revelaron en Brasil que entre 2012 y 2014, Emilio Lozoya Austin, habría recibido sobornos por USD 10 millones para favorecer a la empresa con distintos contratos.

Los depósitos se hicieron en distintas fechas y en paraísos fiscales y a distintas empresas, entre estas compañías está Latin America Asian Holding LTD.

En su edición dominical el diario brasileño O'Globo reveló que el director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, declaró que los pagos al ex funcionario se iniciaron en marzo del año 2012 cuando, era el encargado del área internacional de la campaña del actual presidente Enrique Peña Nieto.

Según su testimonio, la empresa sabía que Peña Nieto iba adelante en las encuestas, por lo que dar en ese momento a Lozoya una "propina" de USD 4 millones, que él mismo habría pedido, era un seguro para hacer buenos negocios.

"Fue una manera de señalar que, si el PRI (el oficialista Partido Revolucionario Institucional) ganaba la elección, la asociación corrupta podría rendirle aún más", destacó el diario sudamericano.

En julio pasado, el abogado Rodrigo Tacla, reveló al diario español El País que los ejecutivos de la empresa brasileña, acusada de ofrecer sobornos en 12 países, pensaban que Lozoya Austin sería el próximo presidente de México, por lo que tener una buena relación con él, era una apuesta que les traería beneficios.

El caso de corrupción de la empresa brasileña ha cimbrado a toda América Latina.
El caso de corrupción de la empresa brasileña ha cimbrado a toda América Latina.

En el juicio que se sigue en Brasil, los 77 ex ejecutivos de la empresa sometidos a proceso han señalado en sus testimonios que habrían sobornado a más de 1.000 empresarios, presidentes, funcionarios públicos y candidatos para obtener ventajas frente a sus competidores.

Dijeron que posteriormente pactaron con Lozoya otros pagos por USD 6 millones: dos incondicionalmente, y cuatro si la empresa ganaba el contrato de uno de los proyectos para remodelar la refinería de Miguel Hidalgo, en Tula, Hidalgo. Contrato que ganó.

En diciembre de 2016 Odebrecht se declaró culpable ante la justicia de Estados Unidos por haber otorgado sobornos en distintos países. El Departamento de Justicia de Estados Unidos señaló que Odebrecht pagó cerca de 10.5 millones de dólares a trabajadores públicos de México entre 2010 y 2014.

Además de la publicación de O'Globo, la organización mexicana de periodistas de investigación Quinto Elemento Lab, presentó también una investigación sobre el tema que confirma lo publicado por el medio brasileño.

El ex funcionario mexicano, que después de su renuncia a Pemex, el 8 de febrero de 2016, no ocupó ningún otro puesto público, dio a conocer a través de su cuenta de Twitter un comunicado en el que rechaza las acusaciones y pide que se presenten pruebas.

Mientras que su abogado, Javier Coello Trejo ha señalado que quienes declararon en contra de su cliente son sólo ejecutivos en problemas capaces de decir cualquier cosas a cambio de reducir sus penas. En entrevista con integrantes de Quinto Elemento afirmó que eran sólo dichos, pero no había pruebas.

Sin embargo, este lunes, otra organización, Mexicanos contra la Corrupción público las fichas de los primeros depósitos que se habrían hecho a la cuenta de Latin American Asia Capital.

El caso hizo que incluso la Fiscalía federal mexicana reaccionara con un comunicado en el que aseguró que trabaja con su par brasileño, pero que le ha retrasado en distintas ocasiones la entrega de información.

Por la noche, a través de su cuenta de Twitter, Lozoya Austin, aseguró que demandará a "quien corresponda" por "daño moral", pues consideró no hay sustento en las acusaciones que lo señalan por los supuestos sobornos.

Su abogado dijo en entrevista con Milenio que su cliente está en México, se encuentra tranquilo y hasta ahora no han sido notificados sobre la existencia de alguna carpeta de investigación en la Fiscalía Mexicana.

LEA MÁS: