La Dirección General de Aeronáutica Civil de Bolivia informó la "suspensión de manera inmediata" del permiso de operación de la aerolínea LAMIA, cuyo vuelo del lunes cayó en Colombia y causó la muerte de 71 personas e hirió de gravedad a otras seis.

Las autoridades comunicaron su decisión a través de Twitter, después de conocerse que el avión cayó al quedarse sin combustible. El vuelo, que transportaba al plantel del club Chapecoense, recibió varias observaciones antes de partir de Santa Cruz, en Bolivia.

Por su parte, el Ministerio de Obras Públicas decidió cambiar a los directivos de dicho órgano de control y de la Administración de Aeropuertos "para no contaminar la investigación".

Según indicó el ministro del sector, Milton Claros, aún no se pueden establecer las responsabilidades por las condiciones del vuelo.