Se estima que en 2018 habrá 27.2 millones de ‘cruceristas’ (Getty)
Se estima que en 2018 habrá 27.2 millones de ‘cruceristas’ (Getty)

Las vacaciones en crucero se están convirtiendo en una forma cada vez más popular de viajar. Para muchas personas, este tipo de viajes era algo exclusivo: solamente los más elitistas se hacían a la mar para disfrutar de una travesía llena de lujo y glamour. Y a pesar de que se sigue considerando una experiencia de lujo, la navegación en esta clase de barcos es cada vez más frecuente para el público en general.

Según señaló la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) en su estadística Passenger Capacity Snapshot, para 2018 se esperan un total 27.2 millones de cruceristas, frente a los 25.8 millones que se registraron en el 2017.

Hay una razón por la cual están tan a la moda: el concepto all inclusive en mar abierto se convierte en un gran atractivo que incluye alojamiento, transporte a diferentes destinos, comida, bebida y entretenimiento 24 horas.

Aún así, los cruceros pueden ser intimidantes para aquellos que nunca vivieron la experiencia. ¿Qué está incluido exactamente? ¿Cómo funcionan las comidas? ¿Las cabinas son pequeñas? ¿Y el mareo?

A continuación, algunos tips para tener en cuenta:

-Seleccionar cuidadosamente la cabina, que en general, se dividen entre:
Suites
Cabina con balcón privado
Cabina con vista al mar -que a su vez puede ser con ventanas o bien con un ojo de buey, que en realidad no se puede abrir-
Cabinas interiores sin vistas

Se pueden encontrar todo tipo de opciones internacionales para disfrutar durante el viaje
Se pueden encontrar todo tipo de opciones internacionales para disfrutar durante el viaje

Eso sí, una cabina, pese a contar con todas las comodidades, es más pequeña que un cuarto de hotel tradicional, pero los cruceros, se han vuelto más creativos respecto del diseño y del uso del espacio.

-La comida es muy abundante: en los restaurantes designados, la comida está completamente incluida dentro de la tarifa. Suele ser un menú internacional con varias opciones, que incluso, se pueden llevar a la habitación o a donde se desee (como por ejemplo: durante una excursión en tierra).

Claro que también se podrá encontrar restaurantes 'premium' como los de carnes, trattorias italianas y los restaurantes de sushi, que por lo general no son gratuitos y deben reservarse con anticipación.

Las bebidas son un tema a considerar y dependiendo del paquete, están o no incluidas, con un costo aparte para aquellas con alcohol.

Se sugiere chequear este detalle antes de partir para encontrarse con gastos impensados durante las vacaciones.

-Aprovechar las excursiones en tierra: los distintos destinos que recorre un crucero son una alternativa excelente para conocer lugares nuevos. En general, las compañías de cruceros ofrecen excursiones en cada uno de ellos, pero también se pueden contratar por cuenta propia.

La clave es asegurarse de los horarios de regreso -y más si hubiera diferencia horaria-, ya que subir y bajar de un barco con tantas personas no siempre es un proceso rápido.

-El "mito" del mareo: mucha gente teme marearse durante los cruceros y es una preocupación justa, pero la mayoría de estos barcos cuenta con estabilizadores incorporados para una conducción suave (hay que considerar que además tienen piscinas y jacuzzis que no resistirían mucho movimiento).

Sin embargo, en caso que hubiera una tormenta, sí podría sentirse algún movimiento, por lo que es un tip clave consultar al médico sobre medicamentos para mareos, por si acaso. (Los barcos cuentan además con todo un equipo abordo).

Pero si se quisiera estar más seguro sobre este tema, las cabinas ubicadas en la mitad del crucero suelen ser las más estables.

El crucero permite disfrutar tanto del tiempo de navegación como de los diferentes destinos que se recorra
El crucero permite disfrutar tanto del tiempo de navegación como de los diferentes destinos que se recorra

– Definir el crucero para cada uno: si bien es una excelente manera de pasar unas vacaciones relajantes y sin preocuparse por temas de logística, eso no significa que no haya que informarse sobre la travesía. La clave es encontrar el crucero más adecuado según destinos, planes de comida e incluso, temática -los hay para jóvenes, solteros o familias entre otros-. Y luego eso sí, solo resta navegar y disfrutar.