Dormir bajo las estrellas y acampar en un hotel de lujo: la tendencia de glamping llegó a Nueva York

En Governors Island, a minutos de Manhattan, se encuentra un oasis alejado de la locura de la "ciudad que nunca duerme". Con diversas opciones de tiendas, comidas y actividades, una alternativa completamente diferente y original
En la “ciudad que nunca duerme”, es posible descansar en un oasis a pocos minutos de Manhattan (Getty Images)

Los glampings son una combinación perfecta entre naturaleza y lujo. Esta tendencia, instalada entre muchos viajeros y destinos, combina una experiencia única al aire libre con el lujo de un hotel cinco estrellas, la adrenalina con el confort. En esta ocasión, una isla de Nueva York, Governors Island, es protagonista de esta nueva moda de acampar con sofisticación.

Los glampings son los nuevos "campings" que brindan vivencias únicas por su ubicación en los lugares menos pensados. Es la última tendencia en campamentos que combina lujo, turismo y aventura llevadas a su máxima expresión.

Governors Island, la isla que se encuentra pocos minutos de Manhattan, pero lejos de toda locura agobiante de la ciudad que nunca duerme, ofrece la oportunidad de dormir con vista a la Estatua de la Libertad o disfrutar del aire puro lejos de la gran urbe.

La isla, que estuvo cerrada al público durante casi dos siglos ya que operaba como una base para el ejército, es uno de los lugares preferidos de los neyorkinos en verano.

Desde el año 2004 se transformó en un espacio verde, con 69 hectáreas de parques, edificios históricos sin presencia de automóviles ni nada que pueda contaminar la idea de vivir al aire libre. El objetivo de la apertura de esta isla es descansar de la locura de Nueva York en un oasis a pocos minutos.

El campamento que conquistó a la isla

Los glampings se instalan alrededor de un parque dominado por un  restaurante, que ofrece diferentes opciones de desayuno, canastas de picnic para el almuerzo y también opciones para cenar. Todo con una vista  del puerto de Nueva York que incluye la Estatua de la Libertad, Ellis Island y el horizonte de Manhattan.

Los glampings se instalan alrededor de un parque dominado por un restaurante, que ofrece diferentes opciones de desayuno, almuerzo y cena (Getty Images)

El gas no está permitido en la isla, por ende, los cocineros se las ingenian para poder llevar a sus comensales la comida de lujo. Además, dentro de Governors Island se encuentra una granja, que es la que suministra los productos.

Los huéspedes pueden elegir para cenar entre un menú a la carta o un menú de precio fijo de tres platos que variará dependiendo de la temporada. Además, existe la opción de pedir carne y así vivir una experiencia de campamento más real: cocinar uno mismo en las parrillas dispuestas en el campo.

El campamento goza de una vista al puerto de Nueva York que incluye la Estatua de la Libertad, Ellis Island y el horizonte de Manhattan (Getty Images)

Cada noche, los huéspedes pueden participar en un ritual nocturno reuniéndose en torno a una fogata para reflexionar sobre el día y disfrutar de un asado bajo las nubes, con chocolate con leche y galletas.

Las carpas

Hay dos tipos de estadías disponibles. Las Summit Tents (habitación doble, desayuno incluido) contienen una cama grande o dos individuales más baño privado. Se pueden agregar camas más chicas para hasta dos niños menores de 12 años.

Las Journey Tents (habitación doble) ofrecen una cama tamaño extra grande o dos camas individuales pero se comparten las instalaciones de baño. Todos los baños tienen duchas con agua caliente tipo lluvia y espacios amplios que incluyen amenities ecológicas.

Dentro de las carpas todo es sinónimo de comodidad, con colores neutros y  naturales, presencia de pieles, madera y alfombras tejidas. La decoración está inspirada en una estética del minimalismo escandinavo fusionada con la historia náutica de la isla. Son modelos de carpas simples pero imponentes que se completan con unas impresionantes vistas del horizonte de la ciudad de Nueva York.

Se puede disfrutar de este tipo de alojamiento solo durante seis meses, desde mayo hasta octubre.

La empresa a cargo del glamping en la ciudad de Nueva York tiene más de seis locaciones en el mundo y próximamente ampliará sus destinos con una misma característica: no depender de grandes edificaciones o de la tecnología para vivir una experiencia increíble y de lujo.

SEGUÍ LEYENDO 

Últimas noticias

Mas Noticias