Cómo gestionar el tiempo para ser un buen líder

El recurso más escaso que tiene una persona es el tiempo, y aún así, un día típico está ocupado en un 72% por reuniones, según un estudio de Harvard. Cómo aprovechar al máximo las horas del reloj

 La mayoría de los lideres encuestados tienen el mismo problema según la investigación de Harvard donde se demostró que pasaban 72% de su tiempo en reuniones (Shutterstock)
La mayoría de los lideres encuestados tienen el mismo problema según la investigación de Harvard donde se demostró que pasaban 72% de su tiempo en reuniones (Shutterstock)

Cómo gestiona su tiempo el líder demuestra cómo es su liderazgo, qué prioriza y cómo se comunica con su gente. Una investigación del uso del tiempo del vice presidente de una compañía demostró que dedicaba 44 horas semanales a ir a reuniones. Su gerente de IT, 35 horas, de las cuales mandaba emails durante 85% de esas reuniones. La mayoría de los líderes encuestados tiene el mismo problema, según una investigación de Harvard donde se demostró que pasaban 72% de su tiempo en reuniones.

Y no sólo debe considerarse el tiempo real agendado de la reunión, sino la preparación de cada uno de sus integrantes para la misma, las actividades posteriores y el tiempo requerido para concentrarse en una tarea, luego de una interrupción. Y es que toma al menos 15 minutos volver a ser productivos luego de una interrupción, y al menos 30 minutos profundizar en un tema concreto para poder avanzar o tomar una decisión, debido a lo que se llama “fragmentación del tiempo”. Ir a una reunión, contestar el teléfono, un email o ir al baño son todas distracciones que pueden hacer que para tener una hora de trabajo productivo, requerimos dos horas totales entre trabajo y preparación.

Algunos hábitos improductivos de las reuniones

Las reuniones pueden sacar lo mejor, y también lo peor de las personas. Esto depende mucho de la cultura de la empresa. Si lo normal es que los líderes tomen el control de la reunión, o si los miembros del equipo tienen la suficiente seguridad psicológica para opinar y sacar lo mejor de una reunión, puede cambiar profundamente la gestión del tiempo, la productividad, el compromiso e incluso la capacidad de innovación de una empresa. He aquí algunos malos hábitos muy comunes en las organizaciones tradicionales:

-Los empleados no opinan, temiendo incomodar o contradecir a líder.

-Se mantiene conversaciones paralelas, o se utiliza el teléfono o la computadora mientras está en la reunión.

-En las reuniones el líder interrumpe a las personas o no considera tópicos solicitados sin dar una explicación.

El estándar de las reuniones suele ser una hora, por lo que, para respetar ese tiempo asignado, se tratan temas que podrían discutirse por separado con menos participantes (Shutterstock)
El estándar de las reuniones suele ser una hora, por lo que, para respetar ese tiempo asignado, se tratan temas que podrían discutirse por separado con menos participantes (Shutterstock)

-No todas las personas son invitadas a hablar. Si la reunión era de toma de decisiones y alguna persona no habló durante la reunión, o no se promovieron las opiniones o esa persona no debería haber ido.

-El estándar de las reuniones suele ser una hora, por lo que, para respetar ese tiempo asignado, se tratan temas que podrían discutirse por separado con menos participantes.

-No se respeta la agenda y algunos temas desvían la reunión del objetivo personal. En este caso la reunión no se termina tiempo, o no se cumple el objetivo inicial.

-Se invita siempre al líder, mientras que los empleados que les reportan, están en la línea de producción o que atienden a los clientes casi no son llamados a participar reuniones. Esto hace que no se sientan escuchados ni empoderados para participar.

Tips para hacer las reuniones más efectivas

Los equipos, lo clientes, los proveedores, todos pelean por el tiempo de los líderes. ¿Cómo podemos ser más efectivos con nuestro tiempo, para trabajar menos y lograr más? Los siguientes tips pueden ayudar:

-Promover el aporte de ideas y comentarios sinceros. Es esencial para generar seguridad psicológica y que nadie se sienta a la defensiva o que no puede opinar, y sobre todo para promover la creatividad: ninguna idea es una mala idea.

-Los problemas que surgen de las reuniones y son complejos o requieren una mayor atención deben tratarse en reuniones separadas, y agregarse a la minuta para que no se olviden.

Hacer la reunión siempre en el mismo horario, y empezar y terminar a tiempo, no importa quien esté presente, para dar el ejemplo de lo que esperamos para las siguientes reuniones (Shutterstock)
Hacer la reunión siempre en el mismo horario, y empezar y terminar a tiempo, no importa quien esté presente, para dar el ejemplo de lo que esperamos para las siguientes reuniones (Shutterstock)

-Preparar de antemano la agenda. Si son reuniones periódicas, la agenda debe seguir siempre el mismo orden. Por ejemplo: status de los proyectos, obstáculos, ¿necesito ayuda? y próximos pasos.

-Hacer la reunión siempre en el mismo horario, y empezar y terminar a tiempo, no importa quien esté presente, para dar el ejemplo de lo que esperamos para las siguientes reuniones

-Si la reunión es de 15 minutos, es mejor que sea en el lugar de trabajo y no en una sala, y que se haga con todos parados. Según el libro The Age of Agile de Stephen Denning, para mantener el foco en los temas a tratar y evitar el uso de computadoras, teléfonos.

-Dedicar un momento específico del día para tener reuniones, y tenerlas todas seguidas, para reducir la fragmentación del tiempo.

-Minimizar la cantidad de gente. Cuanta mas gente hay, la reunión se vuelve más improductiva. Además, evita perder el tiempo de quienes no deberían estar ahí. Tiene que estar sólo la gente que pueda aportar algo sobre el tema, en caso que falte una aprobación puede contactarse aparte. Analizar la cantidad de gente según el objetivo de la reunión: si es para tomar una decisión, mejor que no haya más de 8, para una discusión puede ser recomendable hasta 20 personas. Si la reunión es informativa, no hay límite, siempre que haya oradores desinados, y en todo caso se puede usar una herramienta online para recopilar datos o preguntas.

Si la reunión es de 15 minutos, es mejor que sea en el lugar de trabajo y no en una sala, y que se haga con todos parados (Shutterstock)
Si la reunión es de 15 minutos, es mejor que sea en el lugar de trabajo y no en una sala, y que se haga con todos parados (Shutterstock)

-Revisar las reuniones de la semana y preguntarse: ¿Es necesaria esta reunión? ¿Cuál es el objetivo? ¿Cuál es el rol de los asistentes? ¿Quizás puede, en base a estas preguntas, cancelarse, hacerse online o reducir la cantidad de asistentes o delegarse?.

-Tener un método definido para tomar decisiones en las reuniones, ya sea por consenso, votación, u otro.

-Fomentar la confianza, autodisciplina y seguridad de los empleados dándoles más oportunidades de elegir en qué reunión participar, cómo participar y cómo actuar con responsabilidad cuando elige ser parte de una reunión.

-Aprovechar el uso de las herramientas online y los afiches o pizarras para comunicar los resultados de una reunión, solicitar feedback o distribuir responsabilidades

En las organizaciones ágiles y en los grupos auto-gestionados, hay pocas reuniones, pero hay en todos los niveles o a niveles de los equipos multidisciplinarios, y estas son breves, con objetivos claros. También a vece suele haber reuniones adhoc si surge un problema en particular que requiere atención inmediata. Las decisiones se toman en estas reuniones, por lo que es importante que estén quienes estén más cerca del cliente.

SEGUÍ LEYENDO

7 tipos de personas que nunca tienen éxito en el trabajo: cómo saber si sos uno de ellos

El gran desafío del siglo XXI: cómo ser un líder exitoso

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos