La última semana se desarrolló el XXI Congreso Mundial de Nutrición 2017 de la Unión Internacional de Ciencias Nutricionales (IUNS, según sus siglas en inglés) en Buenos Aires, organizado en esta oportunidad por la Sociedad Argentina de Nutrición.

El congreso, que se realiza cada cuatro años y es de importancia global, tuvo como lema "Desde la ciencia hasta la seguridad nutricional" y trató en decenas de charlas y simposios los avances en nutrición para el futuro, el manejo de enfermedades, las prácticas de educación alimentaria y nutricional y la seguridad alimentaria en el mundo, entre otros temas.

La doctora Mabel A. Carrera (MN 38.428), experta en nutrición y presidenta del comité organizador del IUNS XXI, dialogó con Infobae sobre los lineamientos principales del encuentro.

"Justamente el lema del congreso tiene que ver con la seguridad nutricional que es un poco más abarcativa que el solo hecho de seguridad alimentaria. La incluye, obviamente. Pero sabemos que tenemos millones de personas que están realmente subnutridas, o sea que el hecho de aportar los alimentos es fundamental", señaló Carrera.

En el mundo y en la región hay una situación general de malnutrición (Shutterstock)
En el mundo y en la región hay una situación general de malnutrición (Shutterstock)

La experta señala que es un error creer que solamente aportar valor calórico alcanza para nutrir. "No es lo mismo alimentar solamente con pan y fideos a aportar buenas proteínas, proteínas de alta calidad que permitan que se produzca un adecuado crecimiento, aportar vitaminas y  minerales (que son esenciales no solamente para un crecimiento adecuado y que corresponda, por ejemplo, a la edad y a las etapas distintas de la vida), sino que hoy cada vez más tenemos avances en el conocimiento de cómo influyen determinados nutrientes, algunas vitaminas o algunos minerales en la regulación de algunas patologías", explicó.

Este enfoque, según la experta, es fundamental para cambiar la mirada actual de ayuda alimentaria a las poblaciones. "Nosotros tratamos de influir en que todos los planes que tienen que ver con el aporte de alimentos a las poblaciones –por ejemplo de algunos gobiernos, de algunos estados o inclusive de algunas entidades que, con el mejor de los ánimos o la mejor intención desean aportar alimentos a las personas que están necesitadas– que sea el adecuado en todos los sentidos", dijo. "Que esté aportando todos los nutrientes que se tienen que aportar, sobre todo aquellos que son esenciales. Hablábamos de las vitaminas, hablábamos de algunos minerales y también tenemos que tener en cuenta otra faceta y es que hay otro grupo de población que consume excesiva cantidad de calorías y por eso tenemos la epidemia de obesidad".

Entre muchos otros casos puntuales, Carrera marcó como ejemplo la importancia de saber sobre la ingesta de calcio o de vitamina D que se relaciona con la osteoporosis, "una enfermedad que hoy en día prácticamente casi todo el mundo padece, sobre todo las mujeres posmenopáusicas". Otro de los temas –tratado en el congreso en un simposio a cargo del doctor Vishwashwaraiah Prakash, de la India– fue también la ingesta de sodio.

El exceso de sal en la dieta puede ser muy perjudicial para la salud (iStock)
El exceso de sal en la dieta puede ser muy perjudicial para la salud (iStock)

"Existen muchos países que no tienen ninguna legislación que marque la ingesta de sodio. Sobre todo que marque el agregado de sodio o de sal a determinados alimentos. No es solamente lo que incorporemos nosotros en la cocción o en lo que sería la economía doméstica, sino todo lo que se agrega de sal para hacer más apetecible un alimento y para inducir su compra y su ingesta", explicó Carrera. "Entonces es muy importante que exista una legislación y que diga qué cantidad de sal máxima se puede agregar en algunos alimentos, en algunas preparaciones y, a su vez, hacer campaña para que la población se concientice de que no es una ingesta libre la ingesta de sal".

En este sentido, la doctora Carrera destacó que además de las medidas gubernamentales que se puedan tomar para controlar y regular las prácticas nutricionales, no deja de ser fundamental la educación en este sentido. "Es algo muy importante que la gente entienda que, si no sabe qué es lo que debe comer para estar saludable, que consulte, que haga una consulta preventiva", reclamó. "Nadie nace sabiendo, no hay que avergonzarse por preguntar. Pero preguntarlo a la gente que sabe, a la gente que realmente se preocupa y estudia cómo alimentarse adecuadamente".

Siempre es mejor consultar un especialista en nutrición antes de seguir ciertos hábitos alimenticios (iStock)
Siempre es mejor consultar un especialista en nutrición antes de seguir ciertos hábitos alimenticios (iStock)

Para la especialista esto es importante no solo por la salud de uno mismo, sino por toda la población. En este sentido, criticó duramente la práctica de difusión nutricional irresponsable. "Creo que uno tiene que tener conciencia de que no puede salir alegremente a aconsejar cualquier tipo de dieta, cualquier tipo de comida o demonizar algunos alimentos, que es otra de las patologías informativas", remarcó. "Muchas personas consideran que eso que salió publicado en algún lado es sagrado o que está certificado y que lo que está diciendo cualquiera es la verdad absoluta". Por eso es que recomendó como primera medida desconfiar ante cualquier información dudosa y consultar siempre a un especialista.

Y agregó: "Hay mucha gente que ha salido a decir barbaridades con respecto a la ingesta de la leche, por ejemplo, o la ingesta de carne porque se le ocurre a alguien, inventa algo y eso se disemina por todas las redes hoy en día".

"Hay que averiguar si la persona que está diciendo eso realmente tiene la categoría intelectual o científica para dar esa recomendación. A mí me parece que esto es una especie de epidemia que existe, que hoy en día cualquiera opina de cualquier cosa", concluyó.

LEA MÁS: