Detox en primavera: cómo recuperar la vitalidad perdida

El regreso del calor es la excusa perfecta para eliminar los malos hábitos adoptados durante el invierno. Tres planes diferentes para lograr desintoxicar el organismo

En la primavera, modificar la dieta es la mejor decisión para llegar bien al verano (Shutterstock)
En la primavera, modificar la dieta es la mejor decisión para llegar bien al verano (Shutterstock)

El camino hacia el bienestar suele añorarse en diferentes ámbitos de la vida. Se busca como un viaje de ida, para permanecer allí y disfrutar los momentos placenteros que se obtiene en ese contexto y en esa situación.

En este terreno, la alimentación toma un rol más que protagónico, en donde el desarrollo y la puesta en práctica de una buena o mala dieta puede repercutir en diferentes aspectos de la vida de una persona. La llegada de la primavera supone el punto inicial de una serie de cambios favorables que el cuerpo necesita, con la mente en la buena salud y en la proximidad del verano.

A las cuatro comidas principales se debe sumar un snackeo saludable programado (Shutterstock)
A las cuatro comidas principales se debe sumar un snackeo saludable programado (Shutterstock)

Dejar atrás la pesadez del invierno, las toxinas adquiridas a través de la cocina y los hábitos de los meses pasados es una buena decisión, siempre y cuando se haga de una manera correcta, saludable y placentera.

La desintoxicación es un proceso corporal constante. Sin embargo, las sustancias tóxicas se acumulan en el cuerpo y amenazan con crear un desequilibrio en el sistema, a menos que ellas no ingresen en el organismo. Cansancio, dolores musculares o indigestiones son sólo algunos de los síntomas indicativos de que los órganos vitales en el cuerpo no están funcionando a un nivel óptimo.

Es por eso que una buena dieta se traduce en una buena salud y es el mejor regalo que puede obtener el cuerpo. La decisión de iniciar un cambio saludable mediante la elección de las prácticas saludables puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico. De vez en cuando, es esencial una desintoxicación para limpiar el organismo y así aumentar la vitalidad perdida.

Constancia y paciencia, las claves para lograr el éxito en la dieta (Shutterstock)
Constancia y paciencia, las claves para lograr el éxito en la dieta (Shutterstock)

La esencia de una dieta detox parte en ayudar al cuerpo a deshacerse de toxinas que se acumularon a lo largo del tiempo. Evitar y eliminar totalmente los alimentos y los factores que potencialmente contienen productos nocivos es un elemento común presente en todas las dietas de desintoxicación. La ingesta de alimentos se controla desde pequeñas comidas a los ayunos completos. Consultar a su médico antes de comenzar una dieta de este tipo es la decisión más acertada.

A continuación, se presentan tres dietas de desintoxicación primavera para elegir:

Un limón todas las mañanas

Inventada por el doctor estadounidense Stanley Burroughs hace más de 60 años, es conocida como la rutina que limpia por completo el organismo. Algunos especialistas recomiendan tomarlo todas las mañanas, en ayunas, con agua tibia. Los limones contienen muchas sustancias, en especial el ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, bioflavonoides, pectina y limoneno, que promueven la inmunidad y combaten la infección.

Diferentes estudios aseguran que ayuda a mejorar el funcionamiento del organismo
Diferentes estudios aseguran que ayuda a mejorar el funcionamiento del organismo

La dieta de los tres días

Jay Robb, entrenador estadounidense, recomienda comer sólo frutas durante tres días para promover el lavado de las toxinas y el exceso de peso con alimentos naturales. Este plan de 72 horas requiere el consumo de alimentos cada dos horas para maximizar el sistema, manteniendo los niveles de azúcar estables en la sangre.

El plan de la transición

Un aspecto importante de este programa es la mezcla de comidas para elegir combinaciones rápidas que conduzcan a la desintoxicación, con una alta ingesta de frutas y verduras. El objetivo de este plan es conducir a las personas a consumir alimentos crudos mediante otros que creen este camino saludable, dejando atrás los malos hábitos y acostumbrándose a un nuevo estilo de alimentación. A diferencia de una típica dieta vegana, este programa ideado por la nutricionista Natalie Rose permite comer alimentos de origen animal, como también chocolates, para hacer frente a las deficiencias que se encuentran en las típicas dietas veganas.

Lea más: