Elisa Ben., el emprendimiento de una millennial que dejó de lado su carrera de administración y su trabajo estable para emprender su sueño
Elisa Ben., el emprendimiento de una millennial que dejó de lado su carrera de administración y su trabajo estable para emprender su sueño

Elisa Benedetti tiene 30 años y es licenciada en administración. Oriunda de Larroque, Entre Ríos, dejó el mundo de las finanzas, pidió un préstamo y emprendió uno de sus sueños: realizar carteras de cuero.

"Renuncié a mi trabajo, pedí un préstamo a mi familia y decidí que
realizaría carteras de cuero. La idea y decisión sonaban fantásticas, el problema sería cómo lo llevaría a cabo siendo alguien del rubro de las ciencias económicas y desconociendo totalmente esa actividad", compartió la dueña de Elisa Ben con Infobae. 

La millennial creció y vivió hasta los dieciocho años en un pueblo donde el ritmo de vida era completamente diferente al que se estaba por enfrentar. Vio a su padre trabajar sin parar, enseñándole la importancia del esfuerzo y la enorme dedicación que había que poner a cada paso. Él fue su gran ejemplo a la hora de encarar su propio proyecto.

Plaza Francia -en el barrio porteño de Recoleta- fue el punto de partida para la búsqueda de información. Allí los fines de semana se reúnen algunos de los mejores artesanos de la ciudad, que venden artículos de cuero original. Por eso decidió consultarles a ellos y pedirles consejos para así iniciarse en un mundo que para Benedetti era completamente desconocido.

Los artesanos de Recoleta la ayudaron con contactos para descubrir dónde comprar cuero y artículos para la marroquinería, talleristas, curtiembres, avíos y más. "Cada actor con el que me encontraba me iba aportando datos y pistas para que luego cuando estuviera preparada pudiera realizar las primeras muestras", relató.

Elisa Benedetti en su taller donde guarda los cueros, las bolsas, los accesorios, las telas y algunas carteras terminadas.
Elisa Benedetti en su taller donde guarda los cueros, las bolsas, los accesorios, las telas y algunas carteras terminadas.

Con la gran ayuda de un amigo de Gualeguaychú que es diseñador gráfico, el 13 de febrero del 2017 nació Elisa Ben. "Comenzamos vendiendo en algunos locales del interior y luego creamos la página web, la cual permitió que toda persona que quisiera obtener alguno de los productos pudiera tener la posibilidad de hacerlo a través de la compra online, independientemente de su ubicación".

Hoy su emprendimiento está llegando a ser lo que siempre soñó. Su línea de marroquinería cuenta con tres modelos integrados por billeteras, carteras y sobres. Para cada producto utiliza diferentes cueros de vaca -teñidos de diferentes colores- y en algunos modelos combina también con el charol.

Las billeteras de su marca tienen cierres italianos y terminaciones que mezclan texturas como el cuero y el charol
Las billeteras de su marca tienen cierres italianos y terminaciones que mezclan texturas como el cuero y el charol

—Si tuvieras que elegir un estilo con el que identificarías a la marca, ¿cuál sería?

—El estilo está dado por realizar productos de muy buena calidad, con "onda", utilizando principalmente colores plenos. El fuerte o diferencial de la marca está en su interior. Se van desarrollando distintas estampas generalmente inspiradas en la naturaleza y de acuerdo a las temporadas acompañan a los productos y a quienes los portan.

—¿En qué te inspiras cuando armás la nueva colección?

—Observo la tendencia que hay en el exterior de las mejores marcas y firmas de primera linea para definir los diseños y luego comenzar con la parte más divertida que es imaginar las estampas que acompañarán aquellas carteras.

—¿Qué marcas y campañas de afuera te inspiran?

– Varias marcas europeas, principalmente las campañas de Prada, Dolce & Gabbana y Hermès. Para los diseños, siempre opto por aquellos sencillos, originales y versátiles.

Qué color elegis? #leather #cuero #colores #elisaben

A post shared by Elisa Ben (@elisaben.ba) on

—¿Tenés algún referente o ícono de moda que sigas y te haya incentivado a realizar este proyecto?

—No tengo ningún referente en particular, simplemente porque me encantan las carteras y los zapatos, como a muchas mujeres. Creo que son las piezas centrales e infaltables de un outfit que completan a la perfección un look.

—Estamos próximos a la temporada de verano. ¿Cuáles son los colores que se verán en los cueros?

—Todas las temporadas voy trabajando e incorporando aquellos colores y texturas del momento. Para este verano la nueva colección se centrará principalmente en una paleta de colores con rojo, amarillo, azul, verde y rosado. No faltan los clásicos blanco y negro como básicos.

—¿Qué tendencias de afuera viste y vas a plasmar en la nueva colección?

—La tendencia de las principales marcas es mezclar texturas y diferenciarse aplicando alguna pintura determinada, dibujo o por algún tipo de estilo.
Imagino que Elisa Ben vaya de manera gradual explotando cada vez más sus estampas, aplicándolas en el exterior y en algunos otros accesorios que deseo incorporar.

No faltan en sus colecciones colores estridentes. Los rojos y amarillos, por ejemplo
No faltan en sus colecciones colores estridentes. Los rojos y amarillos, por ejemplo
 

—¿Qué pensás sobre los emprendedores de hoy que están en tu mismo rubro?

—Pienso que dadas las condiciones actuales, acceso a la información, impacto en las redes sociales, y la conexión entre países y personas, cualquier emprendedor tiene la oportunidad de triunfar en el mercado hasta llegar a convertirse en una gran marca nacional. Los productos de cuero siempre han cotizado en el exterior y nosotros tenemos una excelente materia prima y diseño.

Un clásico de la marca, billetera negra en combinación de cuero grabado con charol
Un clásico de la marca, billetera negra en combinación de cuero grabado con charol

Aún queda mucho camino por transitar y descubrir. Nosotros tratamos de hacer los productos de la mejor manera, asegurándonos de que estén confeccionados con la mejor materia prima que esté a nuestro alcance, con los mejores herrajes, que se aprecie la dedicación de aquellas manos que lo hicieron realidad.

SEGUÍ LEYENDO: