Según una encuesta, el 60% de las argentinas extraña ir a las peluquerías

Un 33% asiste a estos lugares para sentirse renovadas y un 27% para tener un “tiempo para ellas”. Este rubro podrá abrir sus puertas en PBA a partir del lunes 27 de julio y CABA desde el miércoles 29

Las peluquerías están cerradas desde el 20 de marzo (Adrián Escandar)
Las peluquerías están cerradas desde el 20 de marzo (Adrián Escandar)

La reapertura de las peluquerías y de los salones de belleza es una de las más esperadas por los habitantes del AMBA. Desde que se decretó el aislamiento el 20 de marzo permanecen con sus puertas cerradas, aunque el rubro podría ser uno de los próximos en retomar la actividad. Sin embargo, en la última conferencia de prensa anunciaron que las peluquerías podrán abrir sus puertas desde el lunes 27 en la Provincia de Buenos Aires, y el miércoles 29 de julio, en CABA.

Una encuesta realizada por la plataforma digital For Me Insights revela que el 60% de las argentinas extraña asistir a las peluquerías y los salones de belleza: un 33% para sentirse renovadas y un 27% para tener un “tiempo para ellas”.

Las mujeres entrevistadas resaltaron extrañar el asesoramiento personalizado, la coloración de la mano de un profesional y el hecho de sentirse gratificadas al salir de la peluquería. Con respecto a la vuelta al salón, las mujeres dieron a conocer que asistirán con inmediatez, una vez que estos abran sus puertas.

Otro aspecto relevante que refleja el estudio es el de la coloración: las mujeres que expresaron como razón primordial para volver a la peluquería poder teñirse el pelo con un colorista de confianza.

En cuarentena se optó por la opción b, de teñirse en casa con ayuda de algún familiar (Shutterstock)
En cuarentena se optó por la opción b, de teñirse en casa con ayuda de algún familiar (Shutterstock)

Para el 42% de las mujeres de más de 29 años lo más importante es la coloración. Esto puede deberse a la mano y expertise profesional de los peluqueros: el diagnóstico personalizado, la elección y armado de las coloraciones profesionales que se realizan en los salones, el seguimiento del color exacto para cada clienta, entre otros beneficios.

La falta de brillo, suavidad y ligereza es la principal preocupación en el caso de las clientas más jóvenes, teniendo que prescindir. al no poder asistir a la peluquería, de los baños de crema y la aplicación de ampollas nutritivas.

Por último, el relevamiento arroja que las mujeres que se sienten estresadas son aquellas que más extrañan la peluquería, considerando a la misma como un espacio de relajación y bienestar propio.

Así reacondicionó Javier Luna una de sus peluquerías para la reapertura de su salón cuando el Gobierno lo disponga
Así reacondicionó Javier Luna una de sus peluquerías para la reapertura de su salón cuando el Gobierno lo disponga

Por su parte, el estilista Javier Luna ya está reacondicionando sus salones para cuando el Gobierno disponga la reapertura. “Cada persona llega, deja su cartera y su abrigo y estas se colocan dentro de una bolsa de polietileno descartable, no se apoya en ningún lado y ahí se los asea. Se les limpian las suelas de los zapatos con lavandina y agua, y también se los rocía con el alcohol pulverizado. Luego el cliente pasa directamente a lavarse el pelo, porque también el cabello es vía de transmisión y a partir de ahí se hacen el color o los tratamientos de peluquería que se quieran realizar”.

Una peluquería de Mar del Plata con protocolos de seguridad e higiene (Christian Heit)
Una peluquería de Mar del Plata con protocolos de seguridad e higiene (Christian Heit)

Por ejemplo, en la ciudad balnearia de Mar del Plata, las peluquerías reabrieron. El protocolo marplatense para las peluquerías indica que los clientes deberán descontaminar su calzado al ingresar mediante una alfombra ubicada en la entrada del local; esta deberá estar humedecida en una solución desinfectante. También se deberá solicitar la desinfección de sus manos proporcionando un lavado con agua caliente y jabón, y/o alcohol en gel. Y habrá que evitar el contacto físico con el cliente.

Los clientes deberán tomar turno vía telefóno, WhatsApp o Internet. Dichos turnos deberán ser dados con el tiempo suficiente para evitar la acumulación de gente dentro del salón. Se deberá llevar y archivar el listado de clientes atendidos en el día (con nombre, apellido y número telefónico), para ser localizados en ocasión de contar con un caso sospechoso en el local el día de su atención. No podrá haber más de dos personas dentro del local. En caso contrario, los demás deberán esperar su turno fuera del establecimiento o volver más tarde.

SEGUÍ LEYENDO:

Paso a paso: cómo cortarse el pelo en casa durante la cuarentena

Las peluquerías porteñas tienen listo el protocolo para reabrir el 29 y esperan que no haya marcha atrás

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos