El lugar donde uno vive determina la calidad y esperanza de vida, especialmente en América latina (Télam)
El lugar donde uno vive determina la calidad y esperanza de vida, especialmente en América latina (Télam)

Un grupo internacional de científicos mapeó por primera la esperanza de vida en varias ciudades de América Latina y el estudio fue publicado en la prestigiosa revista The Lancet. Teniendo como parámetro que “Latinoamérica es una de las regiones más desiguales en el mundo”, la investigación detalló las diferencias que hay entre seis grandes ciudades, incluida Buenos Aires, y también en detalle en cada una de ellas.

El estudio fue realizado por un equipo de epidemiólogos internacionales, entre ellos Marcio Alazraqui, del Instituto de Salud Colectiva de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa).

“América Latina es una de las regiones más desiguales del mundo, pero falta evidencia sobre la magnitud de las desigualdades en salud en las zonas urbanas de la región. Nuestro objetivo fue examinar las desigualdades en la esperanza de vida en seis grandes ciudades latinoamericanas y su asociación con una medida del estado socioeconómico a nivel de área”, fue la introducción del estudio internacional.

Informe sobre la esperanza de vida en algunas ciudades latinoamericanas (The Lancet)
Informe sobre la esperanza de vida en algunas ciudades latinoamericanas (The Lancet)

Los investigadores se basaron en el estudio Salud Urbana en América Latina (SALURBAL) , particularmente enfocado en seis grandes ciudades de América Latina (Buenos Aires, Argentina; Belo Horizonte, Brasil; Santiago, Chile; San José, Costa Rica; Ciudad de México, México y Ciudad de Panamá, Panamá), que comprende 266 unidades suburbanas, para el período 2011-15.

Calculamos la esperanza de vida promedio al nacer por sexo y unidad de subciudad con tablas de vida utilizando tasas de mortalidad específicas por edad estimadas a partir de un modelo bayesiano, y calculamos la diferencia entre el noveno y el primer decil de esperanza de vida al nacer (brecha P90-P10). También analizamos la asociación entre la esperanza de vida al nacer y el estado socioeconómico en el nivel de la unidad suburbana, utilizando la educación como un indicador del estado socioeconómico”, explicaron los expertos.

Comparativamente, el estudio publicado en The Lancet arrojó que la situación en Buenos Aires es mejor que en varias de las otras ciudades analizadas.

Las villas miseria son un lugar insalubre para vivir (Archivo)
Las villas miseria son un lugar insalubre para vivir (Archivo)

“Encontramos grandes diferencias espaciales en la esperanza de vida promedio al nacer en las ciudades latinoamericanas, con las mayores brechas P90-P10 observadas en la ciudad de Panamá (15 años para hombres y 14,7 años para mujeres), Santiago (8,9 años para hombres y 17,7 años para mujeres), y Ciudad de México (10,9 años para hombres y 9,4 años para mujeres), y el más estrecho en Buenos Aires (4,4 años para hombres y 5,8 años para mujeres), Belo Horizonte (4 años para hombres y 6,5 años para mujeres) y San José (3,9 años para hombres y 3 años para mujeres)”, explican los expertos.

El nivel socioeconómico más alto del área se asoció con una mayor esperanza de vida, especialmente en Santiago (cambio en la esperanza de vida por P90 – P10, cambio de nivel de unidad de logro educativo 8 años para los hombres y 11, 8 años para mujeres) y Ciudad de Panamá (7,3 años para hombres y 9 años para mujeres)”, precisa el informe.

Y agregaron: “Vimos un aumento en la esperanza de vida al nacer de este a oeste en la ciudad de Panamá y de norte a sur en el centro de la ciudad de México, y una división centro-periferia en Buenos Aires y Santiago. Mientras que para San José la parte central de la ciudad tenía la esperanza de vida más baja y en Belo Horizonte la parte central de la ciudad tenía la esperanza de vida más alta”.

Esperanza de vida al nacer (The Lancet)
Esperanza de vida al nacer (The Lancet)

Grandes desigualdades

Los investigadores destacaron finalmente que América Latina tiene grandes desigualdades de ingresos, con ocho países ubicados en la región entre los 20 países con la mayor desigualdad de ingresos en todo el mundo. Además, las desigualdades sociales vinculadas a otros factores como la raza o el origen indígena, género, y educación. También son frecuentes. Estas desigualdades sociales se manifiestan como grandes desigualdades de salud, incluidas las diferencias en la mortalidad y la esperanza de vida al nacer.

Incluso, la región latinoamericana es una de las regiones más urbanizadas del mundo, con más de 500 millones de personas, o el 80% de la población de la región, que se estima que viven en ciudades. La segregación espacial por posición socioeconómica o raza y etnia puede conducir a grandes variaciones espaciales en la salud en las ciudades. Sin embargo, las desigualdades espaciales en salud en las grandes ciudades de América Latina rara vez se han descrito o cuantificado.

Buenos Aires observa un “patrón mixto”, con una división centro-periferia (mayor esperanza de vida en la parte central) y con un aumento del sur a norte (Télam)
Buenos Aires observa un “patrón mixto”, con una división centro-periferia (mayor esperanza de vida en la parte central) y con un aumento del sur a norte (Télam)

"Describir la magnitud de las desigualdades en la esperanza de vida al nacer en las grandes ciudades latinoamericanas es crucial para caracterizar y comprender los determinantes de la salud urbana en la región. En su último plan estratégico, publicado en octubre de 2019, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) colocó la equidad en salud en el “corazón de la salud” y declaró que el progreso hacia la equidad en salud se ve obstaculizado por la “falta de datos desglosados ​​consistentes para rastrear y revelar disparidades”, concluyeron los expertos.

Dentro de Buenos Aires

Según el estudio, Buenos Aires observa un “patrón mixto”, con una división centro-periferia (mayor esperanza de vida en la parte central) y con un aumento del sur a norte. Así, las comunas del norte de la Ciudad y los partidos lindantes de la Provincia registran una mayor esperanza de vida en comparación con las comunas del centro-sur y las áreas periféricas del sur.

De esta manera, en la Comuna 8 (Villa Soldati, Lugano y Riachuelo) la expectativa de vida es de 69,8 a 70,5 años para los hombres y de 78,3 a 79,4 para las mujeres. En las comunas del norte (Palermo, Belgrano, Villa Urquiza) asciende a 74,7 a 77,5 para los hombres y de 82,1 a 85,3 para las mujeres.

Una cosa similar ocurre en la región bonaerense. En la Zona Sur, partido de San Vicente, los hombres viven entre 69,8 a 70,5 años y las mujeres de 76,4 a 78,2 años. Muy distinta es la situación en Zona Norte. En el partido de Tigre, la esperanza de vida para ellos es de 72,6 a 74,6 años y para ellas de 79,5 a 80,4 años.

SEGUÍ LEYENDO: