El bullying es una de las primeras causas de suicidio adolescente según la OMS  (Foto: Archivo)
El bullying es una de las primeras causas de suicidio adolescente según la OMS  (Foto: Archivo)

En el mundo, hay una problemática que atormenta a jóvenes y adolescentes en las escuelas: el bullying. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la primera causa de suicidio adolescente. Por eso, son cada vez más las acciones globales que se intentan llevar a cabo para combatir este fenómeno.

Para Alejandro Castro Santander, especialista en Gestión de la Convivencia y Prevención de la Violencia en el ámbito escolar, se continúa describiendo al bullying y al ciberbullying de manera estereotipada y no se escuchan propuestas adecuadas a cada comunidad educativa para prevenir y enfrentar adecuadamente indisciplinas y violencias en general o el hostigamiento en particular.

"Es necesario conocer el clima escolar y luego formular acciones multinivel que involucre o toda la escuela y su entorno, de lo contrario la violencia continuará contagiando y enfermando el 'tejido' institucional", aseguró a Infobae Castro Santander.

El 15% de los estudiantes de secundario perciben negativamente el “clima escolar”.
El 15% de los estudiantes de secundario perciben negativamente el “clima escolar”.

Las estadísticas alarman. Las pruebas Aprender (2016/17) mostraron al medirse el Clima Escolar, que aquellas cifras que correspondían a la "discriminación" eran muy altas. De hecho, más del 60% de los estudiantes se manifestó en este sentido. "Es necesario que propuestas anti bullying que sean utilizadas no se encuadran en un proyecto institucional que le dé sentido y coherencia e involucre a toda la comunidad de aprendizaje, producirán un pobre impacto o se diluirán en poco tiempo", enfatizó.

De acuerdo al especialista, hay que ver más propuestas educativas que ayuden a naturalizar lo diferente. Una de ellas es la de Daniela Valenzuela Bomchil, de 41 años, y Geraldine Slatopolsky, de 34 años, dos amigas, emprendedoras pero por sobre todo madres, quienes sintieron la necesidad de tomar cartas en el asunto y proponer herramientas para que cada chico empiece a familiarizarse con lo diferente.

Fue así que crearon The Real Monster Show, un conjunto de útiles y mochilas cuyos protagonistas son monstruos que invitan a los chicos a descubrir un mundo diferente. Con humor e irreverencia buscan alejarlos de los mandatos sociales, transmitiéndoles valores positivos y ofreciendo herramientas frente al bullying.

Daniela Valenzuela Bomchil y Geraldine Slatopolsky son dos amigas que crearon un emprendimiento para combatir el bullying
Daniela Valenzuela Bomchil y Geraldine Slatopolsky son dos amigas que crearon un emprendimiento para combatir el bullying

"Nosotras sufrimos bullying, pero en nuestra época no podíamos poner en palabras lo que nos hacían, era molestar al distinto porque les parecía gracioso. Sin embargo, creo que hasta el que hizo bullying más fuerte también lo sufrió. El tema está relacionado directamente con el mandato social, 'cómo debo ser', 'cómo debo lucir', el constante señalamiento que lo diferente está mal. Hoy por suerte se puede definir la problemática y hay mucha más conciencia y hacer algo al respecto", aseguró a Infobae Daniela Valenzuela Bomchi.

Para Castro Santander, luego de más de cuatro décadas de investigación sobre el fenómeno bullying, el aprendizaje sobre la problemática nunca va a parar: "La violencia es proteiforme, cambia de forma porque se va acomodando a la cultura y a los distintos ambientes donde se encuentra. Es el motivo por el cual, si bien podemos hablar del acoso entre escolares en general, es muy importante analizar qué sucede en las escuelas ya que cada una tiene sus particularidades y no sirven recetas mágicas que desconozcan esas diferencias".

Es necesario contar con herramientas para combatir esta problemática (Shutterstock)
Es necesario contar con herramientas para combatir esta problemática (Shutterstock)

"Las cifras indican que 6 de cada 10 chicos sufren bullying y que el otro 40% no lo cuenta, siendo el bullying la nueva gran epidemia", explicó Geraldine Slatopolsky. De este modo, las emprendedoras buscaron el modo de que su pasión como diseñadoras y creativas publicitarias pudiera llegar a las aulas y plantear a los más chicos que la diferencia es buena.

"Queríamos transmitir mensajes buenos y divertidos, para todos. Con personajes como un vampiro que decidió dejar de chupar sangre y ama los ajos; un zombie que no come cerebros y es vegetariano; una momia con múltiples personalidades pero que no encaja en ninguna; un hombre lobo galán que se afeita y perfuma en luna llena, y demás criaturas. Invitamos a que se diviertan y asocien lo diferente a lo bueno", comentaron.

Alguno de los personajes que crearon las diseñadoras
Alguno de los personajes que crearon las diseñadoras

El emprendimiento está dirigido a todos, de acuerdo a Valenzuela Bomchi, y es una temática que se puede abordar desde lo divertido: "A todos nos pasó, es una manera de decirles que no están solos porque a todo el mundo le pasó". Recibieron el premio del Centro Metropolitano de Diseño por esta innovadora propuesta y fueron finalistas en un concurso de licencias en Europa. Además, están tramitando la declaración de "interés educativo" por parte del Ministerio de Educación de la Nación.

Es importante que los más chicos naturalicen lo diferente  (Shutterstock)
Es importante que los más chicos naturalicen lo diferente  (Shutterstock)

"Hicimos este proyecto porque ambas teníamos la necesidad de transmitir un mensaje positivo y alentador que combata al bullying. Nos emociona mucho que desde edades más tempranas empiecen a estar vinculados con este tipo de ideas y que lo tomen como una herramienta de vida. Es un momento esencial en el mundo para empezar a dar una alternativa y aprender de la diferencia", enfatizó Valenzuela Bomchi.

"Cualquier iniciativa que colabore para desalentar y reducir la discriminación negativa, la exclusión, los malos tratos, deben ser valoradas. Sin embargo, no debemos permitir que se diluyan en poco tiempo ya que como dice el escritor venezolano Óscar Misle, las heridas que sufran los niños en estas etapas, muerden luego en la juventud y la vida adulta", concluyó Castro Santander.

SEGUÍ LEYENDO