Ciberseguridad: 9 consejos para proteger las operaciones bancarias online

Crear una contraseña segura y no utilizarla en otras cuentas es una de las recomendaciones para operar en línea (iStock)
Crear una contraseña segura y no utilizarla en otras cuentas es una de las recomendaciones para operar en línea (iStock)

Cuando no se toman los recaudos necesarios, las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías para hacer la vida más fácil pueden convertirse en una pesadilla. Y hasta acarrear pérdidas de dinero importantes.

Es que pagar las cuentas sentado en el living de casa o actualizar un plazo fijo desde el smartphone es muy tentador -y hoy en día casi una cotidianeidad- pero resulta clave conocer algunos recaudos que deben tomarse para que la práctica sea segura y evitar así futuros dolores de cabeza.

Cada vez son más frecuentes en todo el mundo los casos de robo de dinero a través de amenazas informáticas, por lo que se necesita estar atentos y tomar las medidas de seguridad necesarias para evitar ser víctima.

"Más allá de que siempre hubo casos y evidencia concreta en el mundo, en nuestra región todavía hay usuarios para los que es sorprendente que una amenaza informática pueda afectar sus cuentas bancarias. Hemos visto casos en los que el malware fue una de las herramientas usadas para robar este tipo de información. A veces, su complemento es el accionar negligente de un usuario, empleado u otro actor interno, quizá sin ser consciente de ello; otras veces los atacantes aplican técnicas de ingeniería social para engañar a un usuario; o también, la inexistencia de medidas de seguridad como antivirus y firewall, creando la puerta de entrada para las amenazas". Así lo explicó Camilo Gutiérrez, jefe del Laboratorio de Investigación de la compañía de seguridad informática ESET Latinoamérica.

El uso de dispositivos móviles y la realización de distintos tipos de operaciones a través de la banca en línea es cada vez más común

Un factor clave para el avance de estas amenazas es la falta la educación sobre la ciberseguridad. La misma está ausente en los niveles iniciales y no se fomenta lo suficiente el interés de las personas por su privacidad y seguridad en línea. A esto se le suma que el uso de dispositivos móviles y la realización de distintos tipos de operaciones a través de la banca en línea es cada vez más común entre usuarios que es su mayoría no se preocupan por la información que van liberando en cada equipo que utilizan.

Nunca debe responderse un correo en el que solicitan cambiar los datos de acceso de una cuenta (iStock)
Nunca debe responderse un correo en el que solicitan cambiar los datos de acceso de una cuenta (iStock)

En este sentido, Gutiérrez compartió nueve consejos para proteger las operaciones bancarias en línea:

1- Utilizar un dispositivo confiable: cuando se accede a una cuenta online, es imprescindible hacerlo desde un dispositivo confiable. En general, la mejor elección es recurrir a un dispositivo propio, como la computadora, la tablet o el celular, porque es más fácil detectar cualquier actividad sospechosa (por ej., si el dispositivo no se comporta como siempre). En lo posible, no utilizar dispositivos ajenos o de acceso público, ya que ponen en riesgo tanto la información de la cuenta como los ahorros.

2- No conectarse desde cualquier red: no todas las redes tienen el grado de seguridad recomendable para utilizar la banca o realizar pagos online. Redes wi-fi públicas o abiertas no son las más seguras para chequear ahorros o pagar cuentas. Si no queda otra opción, es preferible utilizar una red privada virtual (VPN) de modo que las comunicaciones queden cifradas (y, así, por más que alguien las intercepte, no las podrá leer).

3- Instalar las últimas actualizaciones: mantener actualizado el sistema operativo y el software que se utilice, para no dejar abiertas puertas de acceso que puedan aprovechar los ciberdelincuentes para conseguir datos o infectar el dispositivo. Hay muchos programas que permiten instalar actualizaciones en forma automática, y que buscan parches de seguridad y versiones nuevas sin que el usuario tenga que estar pendiente, lo que ahorra tiempo y maximiza la protección.

Cada vez son más frecuentes en todo el mundo los casos de robo de dinero a través de amenazas informáticas

4- Utilizar un programa de seguridad confiable y actualizado: antes de acceder a la cuenta de banca online o de realizar un pago por internet, es importante instalar una solución de seguridad en varias capas, confiable y actualizada, que proteja el dispositivo ante muchos tipos de código malicioso, como también de estafas que se hacen pasar por mensajes de correo electrónico o por sitios web aparentemente inofensivos pero cuyo objetivo es robar información confidencial.

5- Crear una contraseña segura y no utilizarla en otras cuentas: es básico contar con una contraseña fuerte y no utilizarla para ninguna otra cuenta. Si bien cuesta idear para cada caso una combinación complicada y que a su vez sea difícil de adivinar, hay que tener en cuenta que si se descubre la contraseña de una sola de nuestras cuentas y ocurre que se utiliza la misma para las operaciones bancarias, las redes sociales y todos lo demás, se pueden perder todos los datos de una sola vez. Una alternativa muy útil y fácil de recordar son las frases de contraseña. Otra alternativa es el uso de gestores de contraseña, que almacenan la combinación de todas las cuentas y sólo se debe recordar una contraseña maestra.

6- Utilizar un segundo factor de autenticación: si el banco ofrece la posibilidad de utilizar un segundo factor de autenticación (2FA) para proteger una cuenta, es bueno aprovecharlo. Es un método que le permite al banco verificar si fue el titular quien se conectó o realizó alguna transacción porque conoce cuáles son los dispositivos propios como el celular. Entonces, aunque alguien obtenga la contraseña, no va a poder utilizarla porque no será capaz de pasar la segunda verificación.

7- No dejarse engañar: los ciberdelincuentes harán literalmente lo que sea para obtener información o datos confidenciales, desde fingir que trabajan para el banco hasta enviar notificaciones falsas o correos electrónicos con enlaces intentando que se cambie la contraseña. Todas mentiras para intentar que se revele información sobre las tarjetas o las contraseñas de las cuentas. Es importante recordar que si se recibe un correo en el que solicitan cambiar los datos de acceso de una cuenta o seguir un enlace, es necesario asegurarse de que sea genuino. La mejor opción es llamar por teléfono al banco o ir en persona.

8- Utilizar el botón "desconectar": si no se va a seguir usando la cuenta es preferible desconectarse o "cerrar sesión". Si un ciberdelincuente intenta acceder a una sesión le resultará más difícil si la misma está cerrada.

9- Activar las notificaciones por mensaje de texto: si se ingresa a la cuenta de banca en línea una vez por mes, o menos, es una buena opción el activar la recepción de notificaciones en el teléfono celular de manera de tener información actualizada sobre las últimas transacciones y así reconocer fácilmente cualquier actividad sospechosa.

LEA MÁS: 

La sorprendente cifra de dinero recaudada por los autores del ciberataque Wannacry

Un nuevo ciberataque a gran escala en curso usa la misma brecha del WannaCry y es más difícil de detectar

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos