Cactus y suculentas: la alternativa chic para decorar el hogar

Espinas finas, largas, cortas, gruesas y hasta invisibles. Flores de colores, distintas formas y tamaños. Así son los cactus y las suculentas, dos especies originarias de América y África.

Son un tipo de planta caracterizadas por su forma y por un cuidado fácil. Además, poseen la habilidad de desarrollarse y multiplicarse en ambientes o entornos áridos donde existe escasez de agua.

Sin embargo, a pesar de que muchos emplean sus nombres como sinónimos, no son lo mismo. Las suculentas son todas aquellas plantas que están formadas por tejidos que acumulan agua, estos pueden ser tanto tallo como hojas. Si seguimos esta línea, los cactus que tienen esa característica modificaron sus hojas en forma de espinas para tener menos superficie y no perder agua ya que viven en suelos y climas desérticos.

Las suculentas son más frágiles que los cactus (istock)
Las suculentas son más frágiles que los cactus (istock)

Carla del Buono, de Be Green Side, aseguró en diálogo con Infobae que se debe tener en cuenta que las suculentas tienen una contextura más frágil y débil al tacto, mientras que los cactus son más peligrosos pero resistentes a este. "El clima al que mejor se adaptan es el árido o seco debido a su gran resistencia al calor y baja necesidad de agua", contó.

Contrario a lo que muchos piensan, no son peligrosas. Simplemente se debe tener precaución al manejar los cactus de mayor tamaño, ya que estos poseen espinas que se pueden insertar en la piel y causar dolor. Pero pincharse con dichas "puntas" no proporciona malestares extra o complicaciones para la salud.

Para los hogares con niños se recomienda decorar con suculentas y no con cactus (istock)
Para los hogares con niños se recomienda decorar con suculentas y no con cactus (istock)

Si en el hogar hay chicos pequeños, se recomienda tener plantas de suculentas, ya que el cactus puede causarle daño al niño si lo toca inadecuadamente.

No obstante, varía mucho de la ubicación que le den a la planta. Para evitar cualquier tipo de problemas se lo puede colocar en lugares altos, como repisas o muebles a los que los más pequeños de la familia no tengan acceso.

Los cuidados varían según la especie y el lugar donde se encuentre. Se pueden tener tanto en exterior como en interior. Si se escoge esta última hay que tener en cuenta que deben recibir buena luz y sol durante algún momento del día.

(istock)
(istock)

"Durante el invierno se recomienda regar a las suculentas una vez cada tres semanas y en verano cada quince días. La cantidad de líquido debe concordar con el tamaño de la planta para evitar ahogarla y que se pudra", detalló del Buono.

Y agregó: "Existen algunos tipos de cactus que pueden prescindir del agua. Siempre y cuando estén al sol, estos crecerán sin problema. Sin embargo, si uno lo desea puede hacerlo de manera mensual en invierno y cada 3 semanas en verano".

LEA MÁS:

10 tips para cuidar las plantas en invierno

Las cinco plantas que más purifican el aire

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos