El resultado de la reconstrucción facial de Context 958
El resultado de la reconstrucción facial de Context 958

Parece una selfie propia de los tiempos que corren. La fotografía de un hombre de hoy, de poco más de 40 años, con barba desprolija, pero en realidad es el rostro de una persona que vivió en Inglaterra durante el siglo XIII. Hace 700 años.

Denominado como "Context 958", la División de Arqueología de la Universidad de Cambridge junto al Centro de Anatomía e Identificación Humana de la Universidad de Dundee, lograron una reconstrucción facial digital gracias a sus antiguos restos que aún hoy sobreviven. El descubrimiento se enmarca en el proyecto Después de la plaga: salud e historia en la Cambridge medieval, que pretender saber más acerca de cómo los seres humanos vivieron y murieron durante ese período histórico.

Context 958 es uno de los 400 individuos localizados después de una gran excavación realizada en el cementerio de Cambridge. "Probablemente era un interno del hospital de Saint John, una institución caritativa que proporcionó la comida y un lugar para vivir para la gente tan indigente de la ciudad", señaló John Robb, parte del equipo de investigación.

Context 958 se enmarca dentro de un proyecto que busca saber más sobre la Cambridge medieval
Context 958 se enmarca dentro de un proyecto que busca saber más sobre la Cambridge medieval

Basado en un análisis exhaustivo, el equipo logró identificar ciertos hábitos y costumbres del hombre: tenía más de 40 años cuando murió y, del desgaste de su esqueleto, se desprende que tuvo una vida laboral dura, intensa. "No podemos decir qué trabajo hizo específicamente, pero era una persona de clase trabajadora, tal vez con algún tipo de comercio especializado", puntualizó Robb.

A su vez, reconocieron en Context 958 una dieta relativamente rica en carne y pescado. Su alimentación sugiere que su trabajo -sea cual fuere- pudo haberle ofrecido acceso a gustos más caros de los que su posición económica le permitía. Uno de los datos que más llamó la atención fue que estaba enterrado boca abajo, lo cual no responde a la norma del período medieval.

Determinaron que murió con poco más de 40 años y era de clase trabajadora
Determinaron que murió con poco más de 40 años y era de clase trabajadora

Luego de examinar su cráneo, hallaron evidencia de un trauma provocado en la parte posterior de su cabeza, provocado por un golpe artero, aunque no fue esa la causa de su muerte ya que hay indicios de que había sanado antes de fallecer. También se encontró que su esmalte dental había dejado de crecer en dos ocasiones durante su juventud; una presunción que marca una enfermedad o, en su defecto, hambre.

Los hallazgos aún no se publicaron en una revista científica. Son los adelantos de una extensa investigación que se prolongará hasta 2021. Context 958, tal vez, es la primera de muchas caras misteriosas, cargadas de actualidad pese a su antigüedad, que aparecerán en los próximos años.

LEA MÁS: